miércoles, 21 de abril de 2021

Lasker, Capablanca y Alekhine o ganar en tiempos revueltos (16)

La 7ª ronda preliminar del Gran Torneo Internacional de San Petersburgo de 1914 ofreció la partida Lasker-Alekhine (7), empate en 24 movimientos, pero ¡complicados!. La apertura fue dudosa por parte del joven Alekhine (Aliejin, como el maestro quiso que lo pronunciáramos), aunque hay que decir que el entonces joven ajedrecista, de sólo 21 años, jugó muy valiente, fiel a su tempestuoso estilo de juego.

La partida se puede seguir con comentarios en los libros de Tarrasch y Khalifman aquí mencionados con anterioridad y luego también apareció analizada por Kotov en el tomo II (de IV) de la "Herencia Ajedrecística de Alekhine" y por Fred Reinfeld en su libro sobre el maestro ruso, uno de los principales artífices del ajedrez combinativo.

Ver el juego de Alekhine, antes y ahora, sigue generando la inquietud de siempre entre los "grandes aficionados" al juego-ciencia.

Veamos lo que analizó nuestro módulo informático preferido de la actualidad, el neuronal (porque aprendió a jugar muy bien en pocos días, simulando a una mente humana superdotada) "Fat Fritz 2.0", a nuestro aclamado nivel de juego (expresivo del ajedrez "serio") de "3 minutos de media por movimiento". En momentos críticos le dimos a su rueda analítica hacia adelante, para que nos aclarara alguna de las posiciones confusas de la partida:

El joven Alekhine en sus inicios, en 1908.

martes, 20 de abril de 2021

Lasker, Capablanca y Alekhine o ganar en tiempos revueltos (15)

Tras la 5ª ronda preliminar (de 11) del Gran Torneo Internacional de San Petersburgo de 1914, los cinco primeros clasificados del certamen, que tendrían el derecho adicional de jugar la Fase Final, sumando todos los puntos obtenidos a los del Torneo Preliminar, eran los siguientes:

1) Alekhine, 4/5

2) Lasker, 3,5/5

3) Bernstein, 3/5

4) Tarrasch, 3/4

5) Marshall, 2,5/5; Capablanca, 2,5/4 y Janowski, 2,5/4.

Así, en la 6ª ronda, mientras Emanuel Lasker descansó, se produjo el enfrentamiento Alekhine-Capablanca (6), 0-1 en 35 jugadas.

Antes, ambos ajedrecistas se habían enfrentado en dos sendas partidas de exhibición disputadas en diciembre de 1913, también en San Petersburgo. Y allí Capablanca había ganado en los dos enfrentamientos, por lo que ahora  lideraba su match particular contra Alekhine por ¡3 a 0!.

Esta partida de la 6ª ronda se puede seguir, aparte de en los libros mencionados de Tarrasch y de Khalifman (tanto en el de todas las partidas de Capablanca como en el de las partidas de Alekhine); también en los libros sobre la vida y obra de Capablanca de Panov (que guardo casi desde niño), de Reinfeld (conseguido por mi, en versión papel, en Texas - San Antonio), en el de Golombek (ideal para cuando alguien se quiere perder en una isla desierta para analizar al genio cubano - !?), en el de Lakdawala, en el libro del gobierno cubano editado a la muerte de Capablanca en homenaje a su legendario jugador, en el de Euwe & Prins (aquí se analiza una posición del medio juego), en el tomo I (¡por fin en castellano en dos volúmenes!) de Miguel Angel Sánchez, en el "pdf" de la revista Peón de Rey realizado en Homenaje a Alekhine, que también analiza la posición central de la partida, por parte del MI español Angel Martín y por último también la podemos seguir en el libro reciente titulado "The Lasker Method to improve in Chess", de Welling & Giddins y decir que Fred Reinfeld también la incluyó en su libro sobre Alekhine, como derrota de éste, ilustrativa (!?). 

Veamos cómo la analizó el módulo informático neuronal "Fat Fritz 2.0" al nivel de juego "serio" de 3 minutos de media por jugada:

Fischer le dijo una vez a Golombek: "Enhorabuena por
su entretenido trabajo analítico sobre Capa".

lunes, 19 de abril de 2021

Lasker, Capablanca y Alekhine o ganar en tiempos revueltos (14)

Akiba Rubinstein estaba siendo "desarmado", sin piedad, en el Gran Torneo Internacional de San Petersburgo de 1914.

Aquella vez, fue en la 5ª ronda preliminar disputada el 28 de Abril de aquel año, en la partida Rubinstein-Alekhine (5), 0-1 en 28 jugadas.

Bien es verdad que tras la apertura quedó mejor y de haber afinado algo, como se verá en el ejemplo que da el módulo informático Fat Fritz 2.0, las blancas hubieran podido hasta imponerse en la partida. Pero la cosa se igualó y luego en vez de dar el jaque correcto de caballo, Rubinstein cometió un grave error que le costó el punto. 

Hasta aquellos momentos, ambos ajedrecistas se habían enfrentado en tres ocasiones y en todas Rubinstein había obtenido la victoria. En 1909, en una partida de exhibición que ambos jugaron en Moscú. En 1911 en el Torneo Internacional de Karlsbad y en 1912 en el llamado Campeonato Ruso.

Esta partida entre ambos, de San Petersburgo 1914, se puede ver con comentarios aparte de en los libros mencionados de Tarrasch y de Khalifman, en el que tratan la vida y obra de Alekhine, escritos por Reinfeld y por la familia Linder. 

Veamos cómo lo analizó Fat Fritz 2.0 al "excelso" nivel de juego de 3 minutos por jugada (de media):

Un bonito libro para llevarse a un parque y ojearlo debajo
de un gran árbol que te dé sombra y aire fresco.

domingo, 18 de abril de 2021

Lasker, Capablanca y Alekhine o ganar en tiempos revueltos (13)

El primer gran combate de la historia entre Lasker y Capablanca se celebró en este Gran Torneo Internacional de San Petersburgo de 1914 y en la 5ª ronda preliminar del certamen y resultó ser que esta luchada partida no ha sido prácticamente analizada por nadie.

La Capablanca-Lasker (5), tablas en 49 movimientos, sólo la hemos podido seguir por el libro del Torneo escrito por Tarrasch y por Khalifman en sus obras sobre Lasker y Capa.

Lo cierto es que gracias hoy, al apoyo informático del módulo neuronal "Fat Fritz 2.0", hemos podido aprender mucho más sobre la misma, por ejemplo sobre un final de alfil bueno (Capablanca) contra caballo, que bien pudo haber ganado el maestro cubano, que dicho sea de paso, dominó al entonces campeón del mundo prácticamente durante toda la partida.

Veámosla comentada al nivel medio de "3 minutos por jugada" y en algunos momentos cumbre, permití que el módulo avanzara en sus cálculos analíticos hasta clarificar lo más posible la situación sobre el tablero:

Capablanca en la época del Torneo de San Petersburgo de 1914.

sábado, 17 de abril de 2021

Lasker, Capablanca y Alekhine o ganar en tiempos revueltos (12)

A José Raúl Capablanca le tocó descansar en la 4ª ronda preliminar del Gran Torneo Internacional de San Petersburgo de 1914.

Antes, todo este tipo de detalles se trataba con "mimo". Hoy, no. Hoy en los mundialitos (los llamo así porque mi única intencionalidad es minimizarlos como se merecen) que organiza la F.I.D.E. (Federación Internacional de Ajedrez) todo es "deprisa y corriendo" (??). El objetivo de sus dirigentes es que los jugadores no descansen y se jueguen el "supuesto" título de Campeón del Mundo en una tómbola a partidas rápidas. ¡De Juzgado de Guardia!.

Este cronista sólo compara la excelencia de antes (como la que había en este Torneo Internacional organizado por el mismísimo Zar Imperial) con la zafiedad de hoy y sólo piensa en quejarse, en este blog, de manera pública; pero antes que nada contrastando el pasado con el presente, que es como se tienen que hacer las cosas que se hacen bien, como son la elaboración de todas estas crónicas históricas, que cedo de forma altruista a la comunidad ajedrecística mundial. ¡GRATIS Y POR AMOR AL ARTE!; el que no tiene la F.I.D.E., que seguro que todos sus componentes cobran (por no hacer nada reseñable) y encima bien "saladito".

La última partida de aquella 4ª ronda, la Alekhine-Marshall, 1-0 en 55 movimientos, que es la que aquí nos ocupa fue analizada aparte de por Tarrasch en el libro del Torneo y por Khalifman en su serial, estilo Informator, sobre todas las partidas de Alekhine (en tres lucidos tomos); por Alexánder Kotov en su libro resumen sobre ALEKHINE (así se titula) que casualmente fue uno de los primeros grandes libros que cayeron en mis manos, allá por el lejano 1975 (yo entonces con catorce años) y también en su último tomo nº 4 de la llamada Herencia Ajedrecística de Alekhine. Luego el genio del ajedrez combinativo, como fue denominado el maestro ruso, también la publicó comentada en el primer libro de su famosa obra de dos, titulado "Alekhine - Mis mejores partidas 1908-1923" que primero conseguí, también hace muchos años, de la Editorial Sopena Argentina (en descriptivo) y luego en los albores del S.XXI, me lo compré en formato algebraico en una edición con correcciones (de las computadoras) editada por la Editorial La Casa del Ajedrez, de Madrid (España).

Veamos ahora cómo la analizó el módulo informático neuronal "Fat Fritz 2.0" en un tiempo medio de "180 segundos (3 minutos) por jugada", nivel de torneo del que la ineficaz F.I.D.E. jamás se tuvo que haber desprendido si los Mundiales que hubiera organizado hubieran sido SERIOS y no lamentables chiringuitos organizativos como realmente son:

350 pesetas (2,10 euros) me costó este gran libro en 1975.

viernes, 16 de abril de 2021

Lasker, Capablanca y Alekhine o ganar en tiempos revueltos (11)

Tras las tres primeras jornadas de la Fase Preliminar del Gran Torneo Internacional de San Petersburgo de 1914 y de un total de 11 rondas (aunque en cada una de ellas siempre descansaba un maestro - !?) la Clasificación General estaba como sigue:

Clasificación tras las 3 primeras rondas preliminares. 

Los tres primeros ajedrecistas que descansaron fueron y por este orden, Tarrasch, Rubinstein y Janowski.

Considérese que los cinco primeros clasificados iban a pasar luego a jugar la Fase Final (a doble vuelta) aunque contando también los resultados obtenidos en esta primera Fase Previa, pues se sumarían todos.

La partida que hoy nos ocupa aquí fue una grande (!?). ¡Histórica!. La jugada el 26 de Abril, Lasker-Rubinstein, Preliminar (4), 1-0 en 66 movimientos, fue la revancha del campeón del mundo, cinco años después de que inclinara su rey ante el maestro polaco en la misma ciudad, pero en el Torneo Internacional de 1909 (ver analizada en el libro de Kmoch sobre Rubinstein).

La misma (de 1914) se puede seguir comentada en diversas fuentes, aparte de en los mencionados libros, en el del Torneo de Tarrasch y en el de todas las partidas de Lasker de Khalifman (en estilo Informator); a saber, también está en los libros sobre la vida y obra de Lasker: De Nunn, de Nepomuceno (aunque éste pone los comentarios de Tarrasch en el libro reseñado), de Reinfeld & Fine, de Zenón Franco, de Coria & Palau y también en el nuevo tomo nº II (¡que me dejaron los Reyes Magos este año!) de Forster, Negele & Tischbierek que se titula "EMANUEL LASKER: Choices and chances - Chess and other games of the mind" y en este caso analizada en la sección de las mejores partidas de Lasker por el maestro Mihail Marin, llamada "Emanuel Lasker - The man to beat". Luego el "final" resultante también aparece comentado en el fascículo en homenaje a Alekhine editado en pdf por la revista española Peón de Rey (con comentarios del MI Angel Martín) y por último se puede ver la partida analizada completa en los libros de Kaspárov (Mis Geniales Predecesores I) y en el de Tartakower & Du Mont, titulado "500 Master Games of Chess".

Veamos, como complemento a estos grandes trabajos analíticos que perduran al paso del tiempo (!?) y a los tristes mundialitos absurdos que organiza hoy, deprisa, mal y corriendo la actual F.I.D.E. (Federación Internacional de Ajedrez), mal asesorada y seguro que con muy poca cultura ajedrecística en la mayoría de sus componentes; la partida analizada por el módulo informático neuronal "Fat Fritz 2.0", al magistral nivel, con tiempo suficiente para pensar y jugar dignamente (!?), de "180 segundos por jugada y ¡sin finish!", pues esto último en esos penosos e indignos mundialitos, no vale para nada, sino sólo para desprestigiar al famoso juego-ciencia, el deporte más antiguo del que se tienen registrados datos fidedignos (por ejemplo, del mundo de los faraones egipcios - !?):

El Ajedrez en el Antiguo Egipto, símbolo de PRESTIGIO y que la 
F.I.D.E. actual ha vilipendiado fomentando el juego rápido e irreflexivo.

jueves, 15 de abril de 2021

Lasker, Capablanca y Alekhine o ganar en tiempos revueltos (10)

Aaron Nimzowitsch, el maestro del "bloqueo", había perdido contra Capablanca en la 1ª ronda de la fase preliminar del Gran Torneo Internacional de San Petersburgo de 1914, para luego hacer tablas en la 2ª rueda contra el entonces campeón del mundo Emanuel Lasker. Ahora en la 3ª jornada, le tocaba jugar contra la incipiente figura del ajedrez, Alexánder Alekhine y la partida Nimzowitsch-Alekhine (3), tablas en 38 movimientos no defraudó a nadie, pese a haber sido en la historia del ajedrez poco analizada.

Nos ayudó los comentarios de Tarrasch en el libro del torneo y los de Khalifman en su colección sobre todas las partidas de Alekhine comentadas en estilo Informator.

"Fat Fritz 2.0" fue demasiado elocuente en sus análisis y en dos ocasiones durante la partida (que no se dieron), otorgó ventaja primero a Nimzowitsch y luego a Alekhine, pero no creemos que las mismas pudieran llevar a la victoria a ninguno de los contendientes, cosa que nos demostró luego enfrentamientos entre módulos informáticos punteros, a modo de ejemplo, para aclararnos.

Una foto de San Petersburgo en aquel año 1914.

miércoles, 14 de abril de 2021

Lasker, Capablanca y Alekhine o ganar en tiempos revueltos (9)

Qué bien contó Garry Kaspárov en su primer tomo (de cinco) de la "biblia del ajedrez" titulada Mis Geniales Predecesores, lo que le ocurría a Akiba Rubinstein en aquella época del Gran Torneo Internacional de San Petersburgo de 1914.

Rubinstein (favorito entonces del gran público para ganar el certamen) había hecho tablas con Marshall en la primera ronda y había descansado en la segunda, para enfrentarse luego, en la tercera rueda y en partida que aquí nos ocupa, en un duelo categórico, conduciendo las piezas blancas, a otro gran astro del ajedrez, el maestro cubano José Raúl Capablanca.

Para Kaspárov no fue un accidente que Rubinstein no consiguiera ganar una partida tan favorable contra el ajedrecista cubano, pues Akiba era famoso como pensador e investigador, pero su forma conservadora de actuar sobre el tablero, lo hacía inferior a Lasker y a Capablanca (más tarde también le pasaría lo mismo con Alekhine) en los aspectos puramente competitivos.

Así el encuentro Rubinstein-Capablanca, San Petersburgo - Fase Preliminar (3) 1914, tablas en 38 movimientos, se puede seguir aparte de en el libro mencionado de Kaspárov, también en el libro de Lakdawala sobre Capa, así como en el libro de Garry titulado "24 lecciones de ajedrez" y luego apareció un bonito artículo de Keres sobre el final de damas que se dio, en la revista Shajmaty v SSSR nº 3 de 1964 que luego sería traducido en el libro del propio Keres & Kotov, titulado The Art of the Middle Game, en el ilustrativo artículo del maestro estoniano llamado "How to defend difficult positions".

Como no, también lo comentó Tarrasch en el Libro del Torneo y Khalifman en su obra sobre todas las partidas de Capablanca escrito en estilo Informator.

Nosotros, siguiendo fiel a complementar tantos análisis gloriosos, la hemos puesto al módulo informático neuronal "Fat Fritz 2.0", al nivel de juego tranquilo y de perfecta simulación del raciocinio humano (que la F.I.D.E. - Federación Internacional de Ajedrez - en un acto irresponsable burla con mucha frecuencia) de "180 segundos por movimiento y ¡sin finish!" (pues el ajedrez serio, estimados lectores, ni es el ping pong, ni se puede decidir en tandas de penaltys - facetas éstas completamente absurdas para el juego-ciencia, cuando se trata de elegir al "mejor jugador del mundo"):

El gran maestro polaco Akiba Rubinstein en 1914.

martes, 13 de abril de 2021

Lasker, Capablanca y Alekhine o ganar en tiempos revueltos (8)

Tras arrancarle unas tablas a Rubinstein y a Capablanca, en las dos rondas anteriores, Frank Marshall jugó la partida Marshall-Lasker (3) de la Fase Preliminar del Gran Torneo Internacional de San Petersburgo de 1914, que también finalizó en empate.

Lo cierto es que Marshall, tranquilamente, la pudo haber ganado (!?). Lasker pecó al tomar lo que verdaderamente era un "peón envenenado" (el temático de "b2") y por poco, el entonces campeón mundial, no lo pagó caro. 

La partida no es muy conocida, pero por la posibilidad que tuvo el maestro norteamericano de alzarse con el triunfo, bien merece la pena de que hoy en día dé la vuelta al mundo con más frecuencia.

Sólo, aparte de Tarrasch en el libro del torneo, la ha comentado Khalifman en estilo Informator, dentro de su segundo volumen que cubre la carrera ajedrecística de Emanuel Lasker.

El análisis complementario del módulo informático neuronal "Fat Fritz 2.0" (a 180 segundos por movimiento, ¡sin finish!) nos reveló una mejor posibilidad todavía para Marshall en el momento cumbre del enfrentamiento:

(Para leer el pie de la foto, haga "click" sobre la misma):

lunes, 12 de abril de 2021

Lasker, Capablanca y Alekhine o ganar en tiempos revueltos (7)

Siempre admiré a Alexánder Kotov por su mitológica obra "Herencia Ajedrecística de Alekhine" que magistralmente escribió en lo que significaron cuatro volúmenes en España y uno grande y grueso en Alemania, que fue el que yo adquirí en la Librería Catalán de Barcelona en tiempos de Mili (Abril de 1982). Nunca olvidaré como me sentaba entonces en uno de los bancos del Patio de Armas del Regimiento Mixto de Ingenieros en aquellas tardes primaverales, ya estando fuera de servicio, pero con el libro en la mano junto a mi inseparable tablerito de bolsillo que había adquirido en una tienda ubicada en la Plaza de España catalana.

Y hablo de la Herencia, porque fue allí, en el libro núm. II, donde Kotov comentó la partida que hoy nos ocupa, la de la segunda ronda de la fase preliminar del Gran Torneo de San Petersburgo de 1914 entre Alekhine-Blackburne, tablas en 44 movimientos.

También la partida puede seguirse en el libro que escribió sobre Alekhine, el divulgador norteamericano Fred Reinfeld y del que ya hemos escrito en crónicas anteriores.

Y luego este enfrentamiento fue analizado en el fabuloso trabajo biográfico sobre la MUERTE NEGRA titulado "Joseph Henry Blackburne - A Chess Biography" de Tim Harding, de la prestigiosa editorial Mcfarland & Company, Inc., Publishers. 

Como siempre, añadir que la partida también aparece comentada en las obras ya reseñadas aquí de Tarrasch y de Khalifman.

Veamos lo que "calculó" sobre ella el programa informático neuronal "Fat Fritz 2.0" al "aclamado" nivel de 180 segundos por jugada (huyendo de la vehemencia con la que la F.I.D.E. (Federación Internacinal de Ajedrez) actual, trata al ajedrez mundial, tras actuación confusa:

A mis libros los relaciono con momentos de mi vida...

domingo, 11 de abril de 2021

Lasker, Capablanca y Alekhine o ganar en tiempos revueltos (6)

La partida Capablanca-Marshall, San Petersburgo - Fase Preliminar (2) de 1914 - Tablas en 34 movimientos, fue muy disputada y con "golpes y contragolpes tácticos" de gran belleza por parte de ambos contendientes.

Aparte de en los libros de Tarrasch y Khalifman (ya aquí mencionados), se puede también seguir con comentarios, a partir del momento crítico, en el libro de la "desaparecida" Editorial Sopena argentina, titulado "Ajedrez inmortal de Capablanca" de Euwe & Prins y luego se puede ver la partida analizada desde un principio hasta que las tablas fueron ya inevitables, en el libro "Frank Marshall, United States Chess Champion - a Biography with 220 Games" - de Andy Soltis.

Para esta crónica la vamos a ofrecer con los análisis del programa informático neuronal "Fat Fritz 2.0" al mejor nivel posible de cálculo, el de "180 segundos por movimiento":

Foto de la época de Marshall con su esposa e hijo.

sábado, 10 de abril de 2021

Lasker, Capablanca y Alekhine o ganar en tiempos revueltos (5)

No hay nada más gratificante que buscar y buscar entre los diversos libros de ajedrez todas las posibles fuentes en donde aparezcan comentadas las principales partidas de la historia, como la que toca hoy ver aquí.

El encuentro Lasker-Nimzowitsch, San Petersburgo Fase Preliminar (2) 1914 - tablas en 42 movimientos, fue distinguido como uno de los grandes cotejos defensivos de Emanuel Lasker (!?). 

Así en el nº 7 de la revista soviética Sport v SSSR de 1985, Kaspárov la tituló con la paradójica frase "Buen escudo no teme a espada"Este cronista a su vez leyó el artículo completo traducido al castellano en el libro "24 Lecciones de Ajedrez" del propio Garry:

Un libro en donde Kaspárov enseña cosas al "gran público".