miércoles, 3 de marzo de 2021

Diamantes para la Eternidad de Misha Tal (54)

La partida de la 9ª ronda del Torneo de Candidatos que se estaba celebrando en aquel tiempo en Bled (Eslovenia) entre Gligoric (blancas) vs Tal, terminó en tablas en 26 jugadas de gran importancia teórica y fue analizada en el libro sobre la vida y obra de Misha, del maestro argentino Palau.

En la 10ª rueda, el cotejo Tal-Keres, vio la segunda victoria consecutiva del maestro estoniano sobre nuestro héroe de estas crónicas, en lo que sin duda constituía un duelo de gran envergadura entre ambos pesos pesados de la Unión Soviética. Esta partida fue comentada ligeramente en la autobiografía de Tal y también por Tal & Damsky. Luego apareció analizada en dos revistas. En la norteamericana Chess Review y en la argentina Ajedrez de la "desaparecida" Editorial Sopena y que hemos escogido aquí para desplegarla en esta crónica:

Paul Keres en aquel Torneo de Candidatos de 1959.

martes, 2 de marzo de 2021

Diamantes para la Eternidad de Misha Tal (53)

Así llegábamos a la mítica 8ª ronda celebrada en Bled el 18 de Septiembre de 1959, en el marco del excepcional torneo de candidatos al título de campeón del mundo que ostentaba el patriarca del ajedrez soviético, Mikhail Botvinnik.

Y digo mítica porque la partida Tal-Smyslov allí disputada se llevó todos los elogios de la crítica. El mago de Riga miniaturizó a su rival en una preciosa partida que fue cubierta en una gran totalidad de libros que han abarcado de forma brillante la vida y obra de nuestro héroe de estas crónicas.

Me gustaría comenzar con el libro del maestro español Antonio Gude sobre Misha, que es muy bueno y entretenido de leer (al igual que otro suyo que cubre la vida y obra de Bobby Fischer).  

Pero fíjense en donde más salió esta partida bien comentada: En los libros de Hajtun, de Lakdawala, de Müller & Stolze, de Clarke, en la autobiografía de Tal, publicado en primera instancia en los EE UU, en el de Tal & Damsky, en el tomo II de "Mis geniales predecesores" de Garry Kaspárov. También en el libro de la Editorial Chessy, Magia en el Tablero (I), en el de la Editorial Catalán, en el de Palau, en el de Gallagher, en el tomo número I de Károlyi, en el de Tal & Koblenc y también, como no, en el de Liepnieks. Las revistas estadounidenses Chess Life (Larry Evans) y Chess Review (Hans Kmoch) también trataron aquella magistral partida.

El disfrute de este cronista recopilando todos los análisis disponibles de este enfrentamiento, ha sido, estimados lectores, absoluto; pues al fin y al cabo estoy donde quiero estar, con aquella F.I.D.E. (Federación Internacional de Ajedrez) que no tiene que ver con el sucedáneo de organización mundial actual.

Vasily Smyslov en aquel Torneo de Candidatos de 1959,
bien dirigido por la F.I.D.E. que ya no existe como debiera.

lunes, 1 de marzo de 2021

Diamantes para la Eternidad de Misha Tal (52)

El 7 de Septiembre de 1959 daba comienzo en Bled (Eslovenia), al lado de su famoso lago y en plenos Alpes Julianos el Torneo de Candidatos. 

La partida de la 1ª ronda entre Smyslov (Blancas) y Tal, terminó con victoria del primero y se puede seguir con análisis de Smyslov en su libro titulado "SMYSLOV'S BEST GAMES - Volume II: 1958-1995", un trabajo en donde su autor, mejor que nadie, sabe transmitir su sabiduría sin exponer excesivas variantes, que lo único que logran, es marear a los grandes aficionados.

En la 2ª ronda, otra vez, Tal se tomó inmediatamente una cumplida revancha, derrotando a Gligoric en 47 movimientos. Esta partida se puede seguir en los libros sobre la vida y obra del mago de Riga de Palau, de Liepnieks, de Clarke y de Lakdawala.

Poco le duró la alegría al héroe de estas crónicas, pues fue derrotado de nuevo en el enfrentamiento de la 3ª rueda: Keres-Tal, en donde Misha comenta lo más importante que le ocurrió en su propia autobiografía, primeramente publicada en los EE UU. 

En la 4ª jornada, Tal-Olafsson (1-0) volvió a traer las aguas a su cauce. La partida aparece comentada por Palau, por Liepnieks, por Raetsky & Chetverik y también en la revista norteamericana Chess Review, por el todo terreno del campo del análisis, el maestro Hans Kmoch.

El primer empate de Misha fue sólo en 12 movimientos, con su amigo Petrosian (blancas) en partida de la 5ª ronda. ¡Cuánta razón tuvo Bobby Fischer cuando se quejaba amargamente de todos esos amaños soviéticos cuando jugaban entre sí en importantes torneos clasificatorios internacionales!.

La 6ª rueda presenció la partida Tal-Fischer (1-0) que fue comentada en la autobiografía de Misha, en la revista Chess Review por el entonces excampeón mundial Max Euwe, por Lakdawala, por Palau y por Liepnieks. También aparece analizada en el famoso libro de Edmar Mednis sobre las derrotas de Bobby Fischer.

Y llegábamos de esta manera a la 7ª jornada de Bled y con ello a la partida Benko-Tal, comentada por Morgado, Palau y Liepnieks.

Pal Benko en aquel Torneo de Candidatos de 1959

domingo, 28 de febrero de 2021

Diamantes para la Eternidad de Misha Tal (51)

Sally Landau, la bella novia de Misha Tal, confesó que cuando éste se fue a jugar el Torneo de Candidatos a Yugoslavia en Septiembre de 1959, sintió una especie de alivio al poder separarse entonces de la familia de su amado, pues Tal entendía que debían vivir todos en el mismo apartamento, cosa que Landau (con razón) no tenía nada claro...

De esta forma comenzaba uno de los Torneos de Ajedrez más apasionantes de la historia (!?), con ocho grandes maestros de máximo nivel que se iban a enfrentar todos contra todos ¡cuatro veces entre sí!, jugando dos partidas con las piezas blancas y dos partidas con las piezas negras. Total, que fue un torneo clasificatorio disputado a ¡28 rondas!, como tendrían que ser los torneos de hoy de la F.I.D.E. (Federación Internacional de Ajedrez), que en realidad son, tristemente organizados por dirigentes muy rácanos

Hablar en estos días en todo el mundo hispanoamericano de este torneo es hablar del fabuloso libro escrito en castellano que lo trata (!!). Es de la Editorial Chessy. Está escrito por Francisco Gimeno un entusiasta jugador de club e historiador de nuestro apasionante juego-ciencia y que se titula: "Torneo de CANDIDATOS 1959 - Yugoslavia - Tahl, Keres, Petrosian, Smyslov, Gligorić, Fischer, Ólafsson y Benko".

Por libros como éste, el director de Chessy, el GM Alfonso Romero Holmes tendría que tener ya un monumento conmemorativo en algún parque principal de España.

Querer saber de la historia del ajedrez y relacionar esas ganas con la Editorial Chessy, es seguridad absoluta de que la compra va a merecer la pena (!?).

No hay un sólo libro histórico de esta prestigiosa editorial española que no me guste. Todos (y creo tener la gran mayoría) han colmado de sobra mis expectativas.

Dicho ésto, que me parece muy importante, dejo esta crónica con una bonita foto de todos los participantes del torneo junto al árbitro principal Harry Golombek, que también escribió un libro sobre aquel evento, al unísono con el que hicieron Gligoric y Ragozín.

Anatoly Kárpov destacó éste último como uno de sus libros favoritos y no es de extrañar.

Aún así, el libro de Gimeno, al ser más moderno y con un gran carácter aglutinador, merece la mayor credibilidad de los tres.

Torneo de Candidatos de Bled-Zagreb-Belgrado (Yugoslavia) 1959.
Participantes: De izquierda a derecha: 
Petrosian, Golombek (Arbitro), Tal, Gligoric, 
Smyslov, Benko, Fischer, Olafsson y Keres.

sábado, 27 de febrero de 2021

Diamantes para la Eternidad de Misha Tal (50)

A Misha Tal, lleno de desagradables dolores y todo, le interesaba jugar en la VI Spartakiada de los Pueblos de la U.R.S.S. de 1959 porque necesitaba oler de cerca al entonces campeón del mundo, Mikhail Botvinnik, que jugaba en el poderoso equipo moscovita y que contaba, entre otros, también con los grandes maestros Smyslov, Petrosian (que vivía entonces allí), Bronstein y Averbaj.

¡Ahí era nada!. No es de extrañar pues que Moscú venciera de calle en aquella espectacular Spartakiada. 

Me gustaría aquí reclamar a los editores de libros históricos una cosa. No entiendo muy bien porqué hoy no se publican libros de aquellas competiciones soviéticas, sin lugar a dudas, junto con los campeonatos de la U.R.S.S., ¡las mejores del mundo!, incluso contando los torneos internacionales actuales, que tienen de todo menos de brillantes (!?).

(Para poder reproducir bien la partida de la foto, haga "click" sobre la imagen):

Mikhail Botvinnik (a la dcha.) "Patriarca del Ajedrez Soviético"
en aquella fabulosa Spartakiada de 1959.

Hecha esta importante reflexión, una más de las que tanto me caracterizan, al objeto de encauzar por el buen camino al mundo del ajedrez, en la actualidad, completamente descarriado, empecemos ahora a recordar lo que hizo el mago de Riga en aquella fase final. Ya les adelanto, que no fue gran cosa. Su mala salud y no su alto espíritu ajedrecístico (!?), desgraciadamente no le permitió rendir a un alto nivel.

viernes, 26 de febrero de 2021

Diamantes para la Eternidad de Misha Tal (49)

Así, con un Misha Tal, todavía renqueante de sus dolencias físicas "incurables", se llegaba a la VI Spartakiada de los Pueblos de la U.R.S.S. que se celebró en Moscú en dos fases. La primera de ellas, la semifinal, que fue del 6 al 10 de Agosto de 1959 y en donde nuestro héroe jugó, representando a Letonia, contra los mejores ajedrecistas de Leningrado, Estonia, Kazakhstan y Armenia.

Con la moral bien baja debido a aquellos graves problemas de salud, en la primera ronda, la partida Tal-Keres terminó 0-1. Fue tras una Defensa Caro-Khan, donde Misha estrelló otra vez una pieza en "g7", pero esta vez de forma errónea.

En la segunda jornada de aquella fase preliminar, Spassky (con blancas) se tomó cumplida revancha ante Tal, al que pudo derrotar, en cotejo que aparece comentado en el libro de Tal & Damsky, en la propia autobiografía del mago de Riga y luego también fue analizado en varias revistas. En la estadounidense Chess Review, fue Max Euwe quien lo hizo.

Flohr, Lilienthal y Tal comentando una partida en aquella época.

jueves, 25 de febrero de 2021

Diamantes para la Eternidad de Misha Tal (48)

Cuando el 7 de Junio de 1959 el mago de Riga Misha Tal terminaba como brillante campeón del Torneo Internacional de Zürich de 1959, al firmar tablas en la 15ª ronda con el genio norteamericano Bobby Fischer, entonces con sólo 16 años, jamás pudo imaginar que apenas un mes y medio más tarde le iba a suceder algo que lo marcaría negativamente para el resto de sus días.

Sobre el 25 de Julio aproximadamente, en el campamento de entrenamiento del equipo letón que se preparaba concienzudamente para la disputa de la Spartakiada de los Pueblos de la U.R.S.S. que se iba a celebrar en la segunda semana del mes de agosto, Misha Tal (con 22 años), en algún lugar de Riga cercano al mar, sufrió un feroz y doloroso ataque en sus riñones a los que, a partir de aquel momento, jamás se le pudo encontrar solución médica alguna y que acabó en una penosa y constante enfermedad que sólo la pudo atajar con todo tipo de tranquilizantes y que tuvo que soportarla con su correspondiente deterioro durante ¡33 años más!, hasta que el 28 de Junio de 1992 acabó con su vida, en Moscú, con Anatoli Kárpov, en un gran acto de comportamiento, organizando y financiando de su propio bolsillo, el traslado del cadáver de Misha desde allí hasta su localidad natal en Letonia, para que se procediera a su definitiva sepultura, con gran tristeza causada en el mundo del ajedrez, pues Tal tenía entonces sólo 55 años.  

En algún lugar que dio al golfo de Riga, Misha Tal tuvo los primeros 
síntomas de lo que luego sería una larga e incurable enfermedad.

miércoles, 24 de febrero de 2021

Diamantes para la Eternidad de Misha Tal (47)

Tanto la estrella de la canción, Sally Landau como la estrella del ajedrez, Misha Tal eran Escorpio. Según Sally en su fabuloso libro Checkmate! (¡Jaquemate!) que nos ayuda a conocer un montón al mago de Riga "por dentro" (!?) ambos tenían muy desarrolladas las principales características que los definen. Eran pues muy razonadores y grandes consejeros. Aquí se demuestra la virtud que tuvo muchos años más tarde el doceavo campeón del mundo, Anatoly Kárpov, cuando precisamente eligió a Misha Tal como "consejero personal" (!?).

Sin embargo no todo es oro lo que reluce. Y tanto Sally como Misha, eran muy desconfiados, envidiosos y excesivamente los dos, tremendamente  posesivos.

Estábamos por lo tanto, delante de un cóctel explosivo...

Y en ese ambiente, con Sally no sabiendo dónde poner en su apartamento todas las flores que recibía de Misha, nuestro héroe del ajedrez asumía con la moral muy alta la última fase del Torneo Internacional de Zürich de 1959.

El 3 de Junio se disputó la 12ª ronda y el enfrentamiento Barcza-Tal terminó en tablas tras 41 disputados movimientos. Esta partida se puede ver en el libro de Tal & Damsky titulado Al Ataque. Gideon Barcza era un GM húngaro que llegó a ser ocho veces campeón de su país, siete de ellas antes de celebrarse este torneo de Zürich y una vez con posterioridad (en 1966). Quedó clasificado en el 7º lugar del evento (de 16 ajedrecistas participantes) y consiguió vencer, entre otros, a Gligoric y a Larsen.

En la 13ª rueda se produjo la segunda derrota de Tal en el torneo. Y fue en el cotejo Tal-Gligoric. Los curiosos que quieran aprender también de las derrotas de Misha, la pueden seguir con comentarios en la fantástica revista estadounidense Chess Review. Svetozar Gligoric quedó 2º clasificado y aparte de Tal, también pudo derrotar a Fischer, a Larsen y a Olafsson.

Poco le duró la tristeza a Misha y en la 14ª jornada se volvió a subir en el tren del triunfo. Donner-Tal (0-1) se puede seguir en los libros sobre la vida y obra de nuestro héroe, de Palau, de Lakdawala, de Hajtun, de Tal & Damsky y en la de su propia autobiografía (aunque aquí aparece con pocos comentarios). Johannes Hendrikus (Hein) Donner quedó ubicado al final del torneo en el 11º puesto y venció, entre otros, a Kupper y a Duckstein.

Misha Tal & Bobby Fischer en el
Torneo Internacional de Zurich de 1959

martes, 23 de febrero de 2021

Diamantes para la Eternidad de Misha Tal (46)

Nos cuenta la bella Sally Landau en su entretenido libro titulado Checkmate! (¡Jaquemate!) que en 1959 Misha Tal estaba completamente convencido de que había nacido para ganar, incluso de una hermosa manera y de forma integral: "¡Lo destrozaré en pedazos!" era su fase favorita cuando se desplazaba a la sala de juego a disputar una partida...

Así, con ese espíritu tremendamente competitivo (algo que en la élite de hoy ya no existe, porque antes de empezar a jugar los maestros actuales, miedosos por naturaleza, ya están pensando en hacer tablas) Misha llegó a la 8ª ronda del Torneo Internacional de Zürich con 5'5 puntos de 7 posibles (!?).

La partida Walther-Tal fue ganada una vez más por nuestro héroe y se puede ver comentada en distintas fuentes que estudian la vida y obra del mago de Riga: En los libros de Hajtun, de Palau, de Clarke y de Liepnieks. También apareció comentada en la revista argentina Ajedrez de la "desaparecida" Editorial Sopena. El maestro suizo Edgar Walther quedó ubicado al final del torneo en el 14º puesto (de 16 ajedrecistas participantes) y venció en tres partidas, entre éstas a Bhend y a Dukstein. Fíjense y esto va otra vez para los organizadores actuales de los torneos internacionales (¡muy "flojitos" todos!) que los suizos organizaron un gran torneo con 16 ajedrecistas, pero muchos de ellos de su país (!?), que es como se tendría que hacer hoy si los dirigentes deportivos y todos los que están alrededor de ellos "melodeando", fueran personas lúcidas y coherentes.

En la 9ª rueda, Tal volvió a vencer, esta vez a un rival de envergadura, Fridrik Olafsson, que había obtenido una merecida plaza para disputar el próximo torneo de candidatos, que se iba a celebrar a finales del verano. Esta partida se puede seguir en el libro de Clarke y también apareció comentada en la prestigiosa revista estadounidense Chess Review. Deshacerse de Olafsson le costó a Tal 64 arduos movimientos. Olafsson quedo 8º y sus mejores víctimas fueron Barcza y Bhend.

¿Cómo podemos centrarnos los grandes aficionados en aburridos torneos internacionales actuales cuando podemos escoger torneos heroicos como éste, con el mago de Riga haciendo de las suyas?. Que cada cual haga lo que quiera, estimados lectores, pero yo me quedo disfrutando de estos torneos y paso de los de hoy...

Caricatura de Misha Tal con el Número UNO en la mano

Parece que Tal desde el Cielo, me escucha, porque en la 10ª jornada aprecio ahora que nuestro héroe volvió a aplastar a su rival. La partida Blau-Tal (0-1) se puede seguir con los comentarios de Clarke, de Palau y de Liepnieks. El maestro suizo Max Blau quedó 15º clasificado (penúltimo) con -10=5+0.

lunes, 22 de febrero de 2021

Diamantes para la Eternidad de Misha Tal (45)

Seguimos relatando las hazañas del héroe de estas crónicas en el Torneo Internacional de Zurich de 1959, celebrado del 19 de Mayo al 8 de Junio de aquel mítico año del ajedrez.

Tras perder con el suizo Bhend en la primera ronda, Misha Tal se recuperó inmediatamente al vencer en la siguiente rueda (con las piezas negras) a otro maestro suizo, a Kupper. Esta partida se puede seguir en los libros sobre el mago de Riga de la Editorial Catalán, de Hajtun, Müller & Stolze, en la propia autobiografía de Tal, en el de Tal & Damsky, en el de Palau y en el de Liepnieks.

En la 3ª jornada Misha arrancó motores y venció (con blancas) al danés Larsen. Pueden ver comentada esta partida en el libro de la Editorial Catalán, en el de Hajtun, en el de Palau, en el de Liepnieks y en el de Morgado. Bent Larsen quedó 5º en el certamen y los mejores rivales a los que venció fueron Olafsson y Donner.

La 4ª ronda vio el duelo Unzicker-Tal, que se puede seguir en la revista estadounidense Chess Review, así como en los libros de Hajtun y de Liepnieks. El maestro alemán Wolfgang Unzicker terminó en el 6º lugar y venció, entre otros, a Kupper y a Donner.

El ajedrecista, matemático y economista suizo, Erwin Nievergelt también perdió, con las piezas negras, ante Tal en la 5ª rueda. Analizaron este enfrentamiento Müller & Stolze, Palau, Hajtun, Liepnieks y apareció también en el libro de la Editorial Catalán. Nievergelt quedó último clasificado. Cosechó 11 derrotas, 3 empates y una sóla victoria, la que obtuvo contra su compatriota Keller.

En la 6ª jornada Keres-Tal terminó en tablas en 22 jugadas, que Misha se encargó de adornar con algunas variantes interesantes en el libro (I) de la editorial rusa (estilo Informator) Chess Stars. El GM estoniano Paul Keres terminó 4º clasificado y entre otros, venció a Gligoric y a Unzicker.

La 7ª ronda ofreció una partida muy compleja y fue la disputada entre Tal (blancas) vs Keller, otro maestro suizo que trabajó, al unísono con el ajedrez, como letrado. Esta partida apareció con comentarios en los libros de la Editorial Catalán, de Tal & Damsky, de Hajtun, de Müller & Stolze, de Liepnieks y en el número (I) de la gran obra sobre Misha (¡la más moderna!) del maestro húngaro Tibor Károlyi. Dieter Keller terminó 12º, pero como hiciera Bhend con Tal, se dio el gustazo de vencer a Fischer y también a Donner.

No era de extrañar que tras cinco victorias, unas tablas y tan sólo la fortuita derrota de la primera ronda, el mago de Riga estuviera entonces muy contento por dentro y continuamente se acordara de los variados ramos de flores (!?) que le regalaba con frecuencia a su amada Sally Landau, como nos recuerda ésta última en su bonito libro de vivencias con Misha, titulado Checkmate! (¡Jaquemate!):

Tal románticamente obsequiaba con 
muchas flores a Sally Landau

domingo, 21 de febrero de 2021

Diamantes para la Eternidad de Misha Tal (44)

El 17 de Mayo de 1959, Misha Tal tenía 22 años y su novia Sally Landau, 20. En ese contexto, nuestro héroe, forjado en los grandes combates de ajedrez, la gran mayoría realizados en su país o bien en diversas competiciones oficiales organizadas por la F.I.D.E. (Federación Internacional de Ajedrez) viajó a Zürich para participar por primera vez en su vida en un gran torneo internacional.

Del mismo, conservo un bonito libro que utilizaré para estas crónicas sobre aquel sensacional evento suizo:

El libro del Torneo Internacional de Zürich de 1959

Tal se iba a medir allí a fuertes ajedrecistas locales como podían ser Kupper, Bhend o Keller, pero también a estrellas del tablero como ya eran Donner, Fridrik Olafsson, Barcza, Unzicker, Larsen, Keres, Gligoric y el ya (con 16 años recién cumplidos) divo internacional, Bobby Fischer.

En la primera ronda, Misha se midió a Bhend, que hoy todavía con 89 años, sigue siendo un jugador activo (!?):

Edwin Bhend en el año 2012

sábado, 20 de febrero de 2021

Diamantes para la Eternidad de Misha Tal (43)

Con la medalla de bronce del XXVI Campeonato de la U.R.S.S. colgada al cuello, Tal regresaría a Riga (Letonia) procedente de Tbilisi (Georgia), a mitad de Febrero de 1959. Allí comenzó a verse con frecuencia con la bella actriz del canto Sally Landau, ¡por fin!.

Tal entre su novia y su madre. Destaca sus dos dedos de menos 
en su mano derecha, deformada desde su nacimiento.

El 22 de Marzo de aquel año, Misha comenzó a jugar una partida contra el GM sueco Gösta Stoltz, estilo al del ajedrez por correspondencia, pero con jugadas enviadas por telégrafo (¡podía venir una al día! - en una época sin Internet) que fue organizada por el periódico de Estocolmo, Dagens Nyheter. Esa partida se puede seguir con comentarios de Tal en el libro de su autobiografía y también en el libro que escribió junto a su entrenador, el "maestro" Koblenc.

Y fue a finales de aquel mes de Marzo cuando comenzó la Olimpiada Letona, que se celebró en su capital, Riga.

Desgraciadamente y debido a que la Revista Shajmaty Riga se comenzó a publicar en ruso en 1960, se tiene muy poca información al respecto, aunque se pudieron rescatar SIETE partidas comentadas de Tal sobre ese evento y algunos más donde representó a su país, también casi todos los enfrentamientos referenciados por Kirillov en su primer libro soviético sobre nuestro héroe y la mayoría de ellos aparecidos con símbolos "estilo Informator" en el fantástico libro (I) - ¡de cuatro! - de la Editorial Chess Stars editado por Khalifman, que también contó con el apoyo para analizar todas las partidas conocidas del mago de Riga, de los maestros Kochiev, Krámnik, Makarichev y Sveshnikov.

Vamos a darles, estimados lectores, seguidamente un repaso y sobre todo vamos a referenciar otros libros sobre la vida y obra de Tal, que recogen "comentados" (¡con palabras y variantes!) algunas de estos cotejos letones.