sábado, 28 de mayo de 2022

Lasker, Capablanca, Alekhine y Botvinnik o ganar en tiempos revueltos (406)

Sigue ahora el premio de BRILLANTEZ del II Gran Torneo Internacional de Moscú de 1935, otorgado a Mikhail Botvinnik por su partida de la 6ª rueda.

Fue contra el entonces campeón moscovita y 4º clasificado del último Campeonato de la U.R.S.S. (ex-aequo con el 3º).

La partida Riumin-Botvinnik, (6), 0-1 en 36 movimientos, fue analizada por Khalifman, por el "libro oficial" del torneo y también por el propio Botvinnik en su volumen I de III de sus "Partidas Selectas".

El descubrimiento analítico que sobre ella realizó el mejor módulo informático de la actualidad, el "Stockfish 15", fue sencillamente magistral.

Todo en un día en donde seguimos reclamando ardorosamente un:

¡No a la guerra invasora en Ucrania!.

El anticuado líder comunista (régimen de izquierdas que no funciona) Vladimir Putin, sigue presionando a ese país y de paso al mundo con su demostración de fuerza que no lleva a nada, más que a la destrucción.

Pasemos seguidamente a la partida en cuestión, que desde luego resultó ser muy entretenida, antes e incluso ahora:

Mikhail Botvinnik en 1935.

viernes, 27 de mayo de 2022

Lasker, Capablanca, Alekhine y Botvinnik o ganar en tiempos revueltos (405)

El genio cubano del ajedrez, el entonces excampeón mundial José Raúl Capablanca produjo la mejor partida del certamen (con premio económico extra incluido) en la 6ª rueda del II Gran Torneo Internacional de Moscú de 1935.

Fue en el bonito encuentro, dominado en ambos flancos, contra el artista del tablero, el maestro soviético Viacheslav Ragozin.

La partida Capablanca-Ragozin, (6), 1-0 en 49 movimientos, fue analizada por Khalifman y también por el "libro oficial" del torneo y luego apareció con comentarios en los mejores libros que tratan la biografía de Capa, como son los de Romelio Milián, la familia Linder, el de Reinfeld, el de Varnusz (Tomo II), en el editado por el ministerio de cultura de Cuba tras el trágico e inesperado deceso del genio (con análisis de Reinfeld), en el libro escrito por Euwe & Prins, en el de Panov, Golombek, Stahlberg & Alles Monasterio y por último, fue comentada por el propio Ragozin, en análisis aparecido en la prensa especializada soviética.   

Al salir la palabra soviética, no nos podemos olvidar del sanguinario comunista, que no es otro que Vladimir Putin, que amenaza también a todo Occidente con un futuro padecimiento de hambruna (por el cerrojo al que quiere someter a los granos de trigo ucranianos, indispensables para las dietas de muchos de los animales de granja europeos). 

De momento, primero que nada, seguimos proclamando un:

¡No a la guerra invasora en Ucrania!.

Y segundo, observamos con astucia que como ese personaje rojo pide como condición para evitarla que Europa le retire las sanciones económicas que pesan sobre Rusia, la sensación que este trastornado nos da a todos, es que empieza a darse cuenta que muy pronto va a tener al noble "pueblo ruso" en su contra. ¡Así que lo mejor será no hacer caso a las palabras huecas de este salvaje y cobarde líder de la extrema izquierda mundial!. Obviarlo ahora es lo mejor que podemos hacer todos los europeos y esperar a que muy pronto caiga por su propio peso...

Pasemos ahora con la partida, analizada también por el segundo mejor módulo informático de la actualidad:

Capablanca en Moscú, 1935, creador de la
mejor partida del certamen.

jueves, 26 de mayo de 2022

Lasker, Capablanca, Alekhine y Botvinnik o ganar en tiempos revueltos (404)

La 6ª rueda del II Gran Torneo Internacional de Moscú de 1935 comenzaba con un plato fuerte.

Salo Flohr iba a jugar con blancas contra el Dr. Lasker. El ajedrecista checoeslovaco había ganado hasta entonces a Goglidze, Lisitsin y Pirc, con dos empates adicionales, contra Ragozin y Kan. Por otro lado, el veteranísimo excampeón mundial no le iba a la zaga y había logrado empatar con Stahlberg, Bohatirchuk y Lilienthal, venciendo a Kan y a Chekhover.

El encuentro Flohr-Lasker, (6), Tablas en 29 movimientos, fue analizado sólo por Khalifman y en el "libro oficial" del torneo; pero demostró la tremenda potencia del Dr. Lasker al que la edad no le pesaba. Anuló y además muy bien, como demuestra hoy el módulo informático principal del mundo, Stockfish 15, a su peligroso rival que entonces estaba en la flor de su vida ajedrecística.

Antes de verla, seguimos reclamando un rotundo:

¡No a la guerra invasora en Ucrania!.

Y es que, estimados lectores, no queremos a apestados comunistas dirigiendo el mundo. Todos ellos tienen (desgraciadamente) el mismo patrón de comportamiento: "Quieren hacerse ricos - como lo es hoy el tonto Vladimir Putin - a costa de jugar con la sangre de los trabajadores". ¡De pena!...

Salomon Flohr en el año 1935.

miércoles, 25 de mayo de 2022

Lasker, Capablanca, Alekhine y Botvinnik o ganar en tiempos revueltos (403)

La paliza (ajedrecística y sin derramar una sola gota de sangre) que Mikhail Botvinnik le dio al entonces co-campeón soviético, Grigori Levenfish, en la 5ª rueda del II Gran Torneo Internacional de Moscú de 1935, fue ¡de época!.

Al nombrar aquí, lamentablemente, la palabra "sangre", nos obliga a reclamar urgentemente un:

¡No a la guerra invasora en Ucrania!.

El invasor de un país soberano, Ucrania, estado que ¡huyó desde que pudo de la antigua y corrupta U.R.S.S.!, ya sabemos todos que se llama Vladimir Putin; miserable personaje ruso comunista que terminará pagando caro por todo lo que está haciendo, que no es otra cosa que ordenar la muerte de civiles inocentes, en un mundo en donde está quedando demostrado que hoy en día es la extrema izquierda la que asesina (??).

El encuentro Botvinnik-Levenfish, (5), 1-0 en 42 movimientos, fue rectilíneo y apabullante. Para este cronista, la partida más bonita que ha visto de este torneo hasta ahora.

Fue sólo analizada en los dos libros de cabecera que cubren este torneo, en el de Khalifman (sobre Botvinnik - Tomo I) y en el "oficial".

Dragon 3 by Komodo Chess, 2º mejor módulo informático de la actualidad, estuvo muy certero e incluso aportó nuevas ideas de este magnífico combate (sólo sobre un tablero de ajedrez - ¡prohibido usar armas de verdad!).

Foto de Grigori Levenfish de aquel tiempo, que se presentó en 
Moscú, 1935 como co-campeón soviético junto a Ilya Rabinovich.

martes, 24 de mayo de 2022

Lasker, Capablanca, Alekhine y Botvinnik o ganar en tiempos revueltos (402)

Capablanca tuvo muchos problemas para terminar imponiéndose al experimentado maestro soviético y a la vez experto finalista, Georgy Lisitsin, que llegaba al II Gran Torneo Internacional de Moscú de 1935 tras haber quedado en el 6º lugar (de 20 participantes) en el IX Campeonato de la U.R.S.S. de finales de 1934.

La partida Lisitsin-Capablanca, (5), 0-1 en 66 movimientos, fue analizada en los dos libros principales que tratan esta competición y que son el "oficial" del torneo y el de Khalifman y colaboradores, escrito en estilo Informator, sobre Capablanca. También fue tratado en los "libros biográficos" sobre el genio cubano escritos por Chernev (que trata de forma exclusiva sólo sus finales) y por Euwe & Prins. Por último, el propio Lisitsin lo comentó para la prensa especializada soviética.

Los dos mejores módulos informáticos del momento actual aportaron nuevas ideas sobre este enfrentamiento, destacando que en el final de damas resultante que se dio, los cálculos del programa nº 2 del mundo, los efectuados por Dragon 3 by Komodo Chess fueron más certeros que los realizados por el nº 1, el Stockfish 15, que sigue mostrándose normalmente como un módulo excesivamente optimista y que a veces se equivoca drásticamente con tanto ímpetu calculador "erróneo" debido a su falta de objetividad en las valoraciones.

Uno de los cuatro libros en idioma ruso escritos por Lisitsin,
este titulado "Parte final de una partida de ajedrez".

lunes, 23 de mayo de 2022

Lasker, Capablanca, Alekhine y Botvinnik o ganar en tiempos revueltos (401)

Conociendo el buen carácter que siempre tuvo Andor Lilienthal, creemos que fue condescendiente en su partida contra el veterano Dr. Lasker de la 5ª rueda del II Gran Torneo Internacional de Moscú de 1935.

El encuentro Lasker-Lilienthal, (5), Tablas en 24 movimientos, fue analizado aparte de en los dos libros de cabecera de este torneo y que aquí utilizamos siempre, el "oficial" y el de Khalifman sobre Lasker; también apareció, con vistosos comentarios, en el bonito libro de las 100 mejores partidas del propio Lilienthal, donde admitió que debió haber continuado jugando tras aceptar el empate.

Veámosla ahora con el análisis de "Dragon 3 by Komodo Chess", no si antes seguir recordando a todos los lectores nuestra frase emblemática de estas últimas crónicas:

¡No a la guerra invasora en Ucrania!.

Y dejando claro que el "matón" comunista de Vladimir Putin, jamás podrá ser condescendiente con el pueblo "civil" ucraniano, porque no está preparado para ello. Es lo que suele suceder cuando alguien llega desde abajo a lo más alto...

Un bonito libro sobre una de las leyendas del juego-ciencia.

domingo, 22 de mayo de 2022

Lasker, Capablanca, Alekhine y Botvinnik o ganar en tiempos revueltos (400)

El nominado como primer "maestro honorable" de la Unión Soviética, título recibido poco tiempo antes de comenzar el II Gran Torneo Internacional de Moscú de 1935, Piotr Romanovsky, fue el rival de Botvinnik en la 4ª rueda de ese certamen.

La partida Romanovsky-Botvinnik, (4), 0-1 en 59 movimientos, fue analizada tanto por Khalifman en su libro sobre Botvinnik, escrito en estilo Informator; como en el "libro oficial" del torneo.  

Fue como se verá a continuación una partida muy maniobrera, donde Botvinnik, tras mala apertura de las blancas, siempre mantuvo la iniciativa y a lo más que aspiró Romanovsky fue a las tablas.

Pasemos seguidamente a valorarla con el aporte informático de "Stockfish 15", el mejor módulo de la actualidad:

Uno de los últimos libros sobre Romanovsky.

sábado, 21 de mayo de 2022

Lasker, Capablanca, Alekhine y Botvinnik o ganar en tiempos revueltos (399)

Uno de los reyes del contraataque, el maestro georgiano Víctor Arsentievich Goglidze fue el rival del entonces excampeón mundial y siempre genio del ajedrez, el cubano José Raúl Capablanca, en la 4ª ronda del II Gran Torneo Internacional de Moscú de 1935, localidad esa que estamos en este blog "invadiendo", pero sin provocar el derrame de sangre, como hace en un país que no es el suyo el "carnicero" comunista ruso, llamado Vladimir Putin.

Por tanto, seguimos exigiendo un inmediato:

¡No a la guerra invasora en Ucrania!.

Como siempre, en defensa de un país europeo "soberano" que está siendo atacado por la "peligrosa" extrema izquierda, que ahora mismo demuestra con hechos beligerantes como este, que es mucho más "cruenta" que la extrema derecha mundial. Los extremos son siempre malos, pero las cosas hay que decirlas así de claras para que se entiendan. Si usted, estimado lector, simpatiza en su país con partidos de izquierda, tiene que considerar seriamente que los mismos no terminen en esos términos extremos, porque si no lo hace y no se opone radicalmente a ello, seguro que lo pasará muy mal como ocurre hoy con los propios ciudadanos de Rusia, con una calidad de vida, todos ellos, muy inferior a la que hay en Occidente y con un clarísimo "recorte" en su pobre sociedad, de derechos humanos fundamentales. 

La partida Capablanca-Goglidze, (4), Tablas en 33 movimientos, fue analizada en el "libro oficial" del torneo y también en el escrito en estilo Informator sobre todas las partidas de Capa (Tomo II) por Khalifman y colaboradores.

Resultó muy instructiva la defensa realizada por Goglidze que igualó sin problemas, como así corrobora también hoy el 2º mejor módulo informático de la actualidad:


viernes, 20 de mayo de 2022

Lasker, Capablanca, Alekhine y Botvinnik o ganar en tiempos revueltos (398)

El rival que tuvo el veterano Dr. Lasker en la 4ª ronda del II Gran Torneo Internacional de Moscú de 1935, fue un experto "compositor" en estudios de finales. Y en aquella partida, se forjó lo que podía considerarse también como otro estudio de alfil bueno (Lasker) contra caballo.

Nos referimos al encuentro Chekhover-Lasker, (4), 0-1 en 38 movimientos y que fue analizado en el "libro oficial" del torneo, en el de Khalifman sobre Lasker (partidas comentadas en estilo Informator) y luego en los "biográficos" del maestro alemán escritos por Hannak (con notas de la Wiener Schachzeitung), Soltis, Nunn (tras 18...Tc8 - el final - ) y Welling & Giddins (tras 21...b5 - también, el final).

El mejor módulo informático de la actualidad, el "Stockfish 15" descubrió nuevos e interesantes matices en ese tipo de final de partida que se dio.

La pasaremos seguidamente a ver, considerando primero nuestro reclamo de estas últimas crónicas y que aboga por un inmediato:

¡No a la guerra invasora en Ucrania!.

En el día en que el comunista (anticuado) Vladimir Putin ha señalado que desea transmitirle a los niños rusos las tradiciones más nobles de su país, aunque certeramente yo creo que sería mejor que buscara nuevos elementos económicos (y provocar menos sangre derramada) que suban el escaso Producto Interior Bruto (P.I.B.) de Rusia, para que así su pueblo pueda vivir mejor; porque lo de aquello que dice "A cada cual según sus necesidades" no se lo cree hoy ninguno de los principales (¡pocos!) "malversadores" dirigentes comunistas del mundo, que tendrían si acaso que cambiar esa histórica frase de Marx (¡si despertara hoy se volvería a morir del disgusto!) añadiéndole "A cada cual según sus necesidades, pero eso sí, mientras tanto mis bolsillos bien llenos de dinerito"...

El libro de Estudios de Finales de Chekhover.

jueves, 19 de mayo de 2022

Lasker, Capablanca, Alekhine y Botvinnik o ganar en tiempos revueltos (397)

Las investigaciones realizadas por el módulo informático "Dragon 3 by Komodo Chess" en relación a la partida de hoy correspondiente a la 3ª ronda del II Gran Torneo Internacional de Moscú de 1935, son muy reveladoras.

Nos referimos al encuentro Botvinnik-Menchik (3), 1-0 en 38 jugadas y que fue analizado por Khalifman en su libro de todas las partidas de Botvinnik (Tomo I de II) y en el "libro oficial" del certamen. 

Tras la apertura, Botvinnik desperdició la oportunidad de hacerse con una ligera ventaja duradera. La campeona del mundo entonces igualó. Se complicó la existencia y el maestro ruso obtuvo clara ventaja, pero a partir de ahí una serie de errores muy rotundos cometidos por ambas partes animó la contienda. Es en esta última etapa de la partida donde el módulo afinó con buenas variantes instructivas ofrecidas para ambos bandos.

Tras el último error de Vera Menchik, Mikhail Botvinnik atacó y ya forzó el abandono de su entonces afligida rival.

Pasemos pues a verla con estos nuevos descubrimientos analíticos:

miércoles, 18 de mayo de 2022

Lasker, Capablanca, Alekhine y Botvinnik o ganar en tiempos revueltos (396)

El que fue subcampeón de la U.R.S.S. en 1933 y posteriormente no sólo un fuerte maestro, sino también un buen divulgador y mejor directivo del ajedrez, Vladimir Alexeyevich Alatortsev, se convirtió en el rival del excampeón mundial José Raúl Capablanca en la 3ª rueda del II Gran Torneo Internacional de Moscú de 1935.

La partida Alatortsev-Capablanca, (3), 0-1 en 23 movimientos, fue analizada aparte de por Khalifman y por los autores (varios) del "libro oficial" del torneo, también lo fue en los "libros biográficos" que tratan sobre la vida ajedrecística del genio cubano escritos por la familia Linder, Reinfeld, Varnusz (tomo II), Golombek; en los del libro de homenaje a Capa editado tras su muerte por el ministerio de cultura de Cuba (con análisis del propio Reinfeld) y por último, se publicó en el libro de Winter sobre Capablanca, con análisis de este último. 

El encuentro como se verá a continuación analizado por uno de los dos mejores módulos informáticos de la actualidad, no se definió hasta el final del mismo, tras un grave error del maestro de San Petersburgo, en aquel tiempo ingenuamente llamada Leningrado, porque el comunismo tiene un grave problema psicológico. Sus máximos dirigentes se endiosan de tal manera, que dan ¡asco!, el mismo que nos da hoy Vladimir Putin y sus secuaces, representantes de la vehemente extrema izquierda mundial, por lo que seguimos proclamando a los cuatro vientos por un inmediato:

¡No a la guerra invasora en Ucrania!.

El libro escrito por la familia Linder sobre Alatortsev,
titulado "Dos vidas" (una la deportiva y otra la organizativa).

martes, 17 de mayo de 2022

Lasker, Capablanca, Alekhine y Botvinnik o ganar en tiempos revueltos (395)

El eminente radiólogo (medicina) y a la vez recién proclamado en aquel entonces "medalla de bronce" del último campeonato soviético, Fiodor Bohatirchuk, fue el rival del excampeón mundial Emanuel Lasker en la 3ª rueda del II Gran Torneo Internacional de Moscú de 1935.  

La partida Lasker-Bohatirchuk, (3), Tablas en 59 movimientos, fue analizada en el "libro oficial" del torneo y luego por Khalifman, en los dos libros de cabecera que estamos utilizando a piñón fijo para la elaboración de estas crónicas (aparte de otros muchos cuando analizan alguna de las partidas del evento y que siempre destacamos aquí) sobre aquel gran certamen moscovita, ciudad esta, hoy capital de la Rusia que mal gobierna en formato dictatorial comunista, el tirano Vladimir Putin. 

Como lo que deseamos allí también es una total democracia en donde prime la libertad de expresión, de momento reivindicamos aquí lo más importante, que significaría restaurar de paso la "legalidad internacional" vigente y que es un: 

¡No a la guerra invasora en Ucrania!.

Pasemos ahora a ver el cálculo analítico realizado por uno de los dos mejores módulos informáticos de la actualidad, sobre aquella partida:

Fiodor Bohatirchuk.