jueves, 27 de enero de 2022

Lasker, Capablanca y Alekhine o ganar en tiempos revueltos (285)

Tres días más tarde de la undécima partida del Gran Mundial de Buenos Aires de 1927, se celebraría la duodécima, que volvió a ganar Alekhine (!?).

Fue el martes 11 de Octubre, en el Club Argentino de Ajedrez, ubicado por aquel entonces muy cerca de lo que luego sería el venerado Obelisco, símbolo actual de la ciudad.

La partida Alekhine-Capablanca, (12), 1-0 en 41 movimientos, fue analizada en los cuatro libros de cabecera ya aquí conocidos, así como también por Garry Kimovich Kaspárov en el tomo número I de "Mis Geniales Predecesores", que una vez más nos sirvió para comprender mejor aún si cabe la histórica partida, también junto al aporte de dos de los más impresionantes módulos informáticos de la actualidad.

Resultó muy curioso que Capablanca no fuera capaz, primero, de entregar la calidad en un momento muy oportuno del que dispuso y luego, unas jugadas más tarde, comprometiera tanto la posición de una propia torre que terminó perdiendo sin conseguir el ansiado jaque continuo...

Alekhine con esta nueva victoria se ponía, otra vez, por delante en el marcador, 3 a 2.

Este revés para el genio cubano, fue sin duda muy difícil de sobrellevar, como veremos en las próximas partidas de este magno certamen.

Ahora, estimados lectores, llegó el momento de ver los cálculos efectuados por la tecnología actual, que nos siguen aclarando muchas cosas que sucedieron aquel estruendoso día sobre un tablero de ajedrez:

Una de las pocas fotos en donde se ve a Alexánder Alekhine
en el Gran Mundial de Buenos Aires de 1927.

miércoles, 26 de enero de 2022

Lasker, Capablanca y Alekhine o ganar en tiempos revueltos (284)

Hoy hemos llegado a la típica partida que demuestra muy bien el daño tan grande que la F.I.D.E. (Federación Internacional de Ajedrez) y todos los que la apoyan desde dentro y desde fuera, hacen al juego-ciencia en la actualidad.

El final que se dio y eso que se aplazó la partida (!!), fue tremendamente diabólico (!?).

Nos referimos al mítico enfrentamiento Capablanca-Alekhine, Gran Mundial de Buenos Aires (11), 1927, 0-1 en 66 movimientos; que fue analizado en los cuatro libros de cabecera de este encuentro, aparte de por Kaspárov, Kotov y Alekhine, en sus libros conocidos y también por Suetin en el buen libro de enseñanza titulado "Three Steps to Chess Mastery". 

Gracias a que los grandes aficionados podemos recurrir cuando se trata de grandes partidas de la historia como ésta, a la Biblia del Ajedrez, popularizada en 5 grandes tomos por Garry Kimovich Kaspárov (!!). 

Gracias a él y ahora también a los mejores módulos informáticos del momento, hemos ¡por fin! entendido bastante bien esta disputada partida, que es de las que hacen época (!?).

Capablanca dijo de ella lo siguiente: "Alekhine jugó el final magníficamente. Yo no soy capaz de ganar así".

Y como muy bien afirmó Kaspárov, el propio Alekhine resultó mostrarse muy autocrítico: "En mi opinión, esta partida se ha alabado en todo el mundo. (N.d.l.r.: Y eso que los maestros pudieron "reposar" un poco tras el "obligatorio" aplazamiento que la pobre F.I.D.E., con grandes dosis de incultura ajedrecística, se ha cargado en sus muy bien llamados "mundialitos del azar"). Sin duda fue muy emocionante para los jugadores - que continuamente se encontraban apurados de tiempo - y para el público. (N.d.l.r.: ¡Incluso hoy!). Pero su fase final representa una auténtica comedia de errores, en los que mi oponente dejó escapar las tablas en varias ocasiones y yo dejé escapar más o menos las mismas oportunidades. (N.d.l.r.: Y aquí los módulos todavía han matizado nuevas cosas increíbles que han encontrado y si eso ocurrió jugando "sin finish" - !! -, con los lógicos apuros de tiempo que se daban entonces para llegar al control de jugadas, pues hoy ese final hubiera sido imposible de que se diera en las mismas condiciones que antaño. De hecho los finales que actualmente vemos, como aquella partida de Carlsen en el último "mundialito", largísima y de pura resistencia física, sin más, fue todo un "atraco degradante" que demuestra muy bien la calaña donde se mueve esa organización internacional que funestamente permite de todo, menos que se desarrolle sobre el tablero un ajedrez de mediana calidad). En resumidas cuentas, de no ser por su importancia (fue en realidad el punto crucial del encuentro), difícilmente la hubiera incluido en mi colección de mis mejores partidas". (N.d.l.r.: ¡Bravo Alekhine!, antes sí que habían caballeros...).

Llegó el momento ahora de ofrecerla al gran público en condiciones aún más mejoradas que como la analizó en su momento y con gran valentía el gran Kaspárov:

No sé que hubiera pasado de los grandes aficionados
sin esta Biblia del Ajedrez donde fijarnos.

martes, 25 de enero de 2022

Lasker, Capablanca y Alekhine o ganar en tiempos revueltos (283)

Mientras Alekhine se aproximaba andando al Club Argentino de Ajedrez aquel jueves 6 de octubre de 1927, le rondó por su cabeza el día que, con nueve años, descubrió el portentoso "juego-ciencia".

Quién le iba a decir en aquel entonces que, 26 años después, iba a estar midiéndose de tú a tú en una enconada lucha por el título mundial contra el genio natural más grande de toda la historia.

Atrás quedaba aquella magna exhibición de Harry Nelson Pillsbury en el lejano año de 1901, en el Círculo de Ajedrez de Moscú, cuando el exuberante maestro norteamericano se midió a la ciega contra "22 tableros". Atrás quedaban también, los días en que seguía con gran interés las actuaciones de Mikhail Ivánovich Chigorin, de cuyas manos tomaría luego el entorchado ajedrecístico de toda la Europa eslava...

Con esos pensamientos llegaba a la 10ª partida del Gran Mundial de Buenos Aires.

El encuentro Alekhine-Capablanca, (10), Tablas en 20 movimientos, sólo fue comentado en nuestros cuatro libros de cabecera sobre este match ya aquí nombrados.

Las blancas mantuvieron una pequeña ventaja tras la apertura que no supieron ampliar y pronto se llegó al empate.

Veamos cómo calcularon aquel enfrentamiento los dos mejores módulos informáticos de la actualidad:

Mis libros de Pillsbury y Chigorin, maestros 
en los que se inspiró Alekhine, ¡desde niño!.

lunes, 24 de enero de 2022

Lasker, Capablanca y Alekhine o ganar en tiempos revueltos (282)

En la 9ª partida del Gran Mundial de Buenos Aires de 1927, Capablanca llevó la iniciativa que otorga las piezas blancas, pero sin más.

El encuentro Capablanca-Alekhine, (9), Tablas en 34 movimientos, sólo fue analizado en los cuatro libros de cabecera que realzan en su totalidad este match. El de la Editorial Chessy, el de la Editorial Sopena, el de Berdichevsky (Tomo I) y el de Khalifman (tanto en la versión de Capablanca como en la de Alekhine).

Alekhine estuvo siempre bien dispuesto al elegir jugadas defensivas que le proporcionaron el necesario contrajuego para no pasar ningún tipo de apuros.

Veamos ahora, estimados lectores, cómo calcularon las principales variantes de la partida los dos mejores módulos informáticos de la actualidad:

domingo, 23 de enero de 2022

Lasker, Capablanca y Alekhine o ganar en tiempos revueltos (281)

A Alekhine no le importó mucho cambiar damas en la 14ª jugada. Su método había sido muy bien planificado antes de comenzar aquel match (!?).

Nos referimos a lo que ocurrió en la partida Alekhine-Capablanca, Gran Mundial de Buenos Aires (8), 1927, Tablas en 42 movimientos y que no fue analizada más que en los tres principales libros que tratan por completo este competido encuentro, al que hoy le vamos a añadir un cuarto, el de Berdichevsky, titulado "Los Matches de Ajedrez por el Campeonato del Mundo", en este caso tratado en el tomo nº 1, de tres en total.

Como nos relató en su libro sobre el Gran Torneo Internacional de Nueva York de 1927, Alekhine sabía que Capablanca trataría siempre de eludir sus problemas de apertura con su aparente simplicidad que le tentaba a querer resolverlos mediante cambio de material, una tendencia que le podría comprometer luego en su posición.

De hecho el maestro francés de origen ruso, se las ingenió para llegar a un medio juego que aunque no era una victoria forzada, sí que conservaba la semilla del triunfo, como veremos a continuación.

Con todo ello, Alekhine, lo que lograba era ir desgastando a su, como estamos viendo, "trasnochado" rival...

Veamos ahora pues, cómo trabajó aquí a Capablanca, con los cálculos efectuados por los dos mejores módulos informáticos del momento:

sábado, 22 de enero de 2022

Lasker, Capablanca y Alekhine o ganar en tiempos revueltos (280)

"A una hora imprecisa de la noche la orquesta comenzó a tocar la música de un tango que ya lo había hecho estremecerse varias veces durante aquellos días. La Cumparsita, claro, no podía faltar, se dijo a él para sus adentros mientras desviaba la vista hacia aquella bella acompañante, que le respondió con una rápida mirada de complicidad...".

"Perdido en Buenos Aires" - Premio de Novela Vargas Llosa 2009.
Antonio Alvarez Gil.

Así de pletórico, estimados lectores, se pudo sentir perfectamente José Raúl Capablanca tras la suculenta cena disfrutada con una hermosa mujer, el día en que obtuvo su segunda victoria sobre Alexánder Alexándrovich Alekhine (por una derrota) acaecida en la 7ª partida del Gran Mundial de Buenos Aires de 1927 que hoy nos toca aquí reproducir.

En la partida Capablanca-Alekhine, (7), 1-0 en 36 movimientos, el maestro francés de origen ruso estuvo a un pasito de recibir el famoso ¡mate de las charreteras!, que contaremos seguidamente con la elegancia típica de nuestro intenso y pasional proceder en este bonito serial, ¡como tiene que ser!.

Este encuentro, aparte de ser comentado en nuestros tres libros de cabecera sobre este match, también fue ampliamente tratado en los que cubren la vida y obra del genio cubano, escritos por Reinfeld, Panov y Golombek. Garry Kaspárov que ha tratado las principales partidas de este Gran Mundial como nadie antes lo había hecho (!?), también la comentó en su Biblia del Ajedrez, en el tomo I (de V) titulado "Mis Geniales Predecesores". 

Veamos la aportación que realizan sobre esta partida los dos mejores módulos informáticos de la actualidad:

El entretenido libro "Perdido en Buenos Aires".

viernes, 21 de enero de 2022

Lasker, Capablanca y Alekhine o ganar en tiempos revueltos (279)

"Una novela apasionante. [...] Una pluma brillante y en ocasiones afilada como una cuchilla". 

Así definió la prestigiosa revista francesa Europe Échecs a la novela biográfica de Arthur Larrue titulada "La diagonal Alekhine" que el amigo Juan Ramón Jerez, me ha mandado hoy:

MundoChess - Todo en Ajedrez por Internet 

Y que evidentemente me va a servir para recoger rasgos significativos de la personalidad de unos de los héroes de este serial, del que estos momentos del campeonato mundial que estamos aquí tratando, supuso sin duda, la etapa más gloriosa de su vida deportiva.

La partida Alekhine-Capablanca, Gran Mundial de Buenos Aires (6), 1927, Tablas en 40 movimientos, estuvo posicionalmente dominada por Alekhine. Sólo apareció analizada en los tres libros de cabecera de este certamen. Tras las tres imprecisiones cometidas por el maestro francés de origen ruso, eso sí, sólo para aspirar a obtener "ligera ventaja", el genio cubano, terminó salvándose al final.

Veamos cómo la calcularon (¡no hacen otra cosa!) los mejores módulos informáticos del momento actual, el "Stockfish 14.1" y el "Dragon 2.6 by Komodo Chess" al aclamado nivel de juego de 3 minutos de media por movimiento:


jueves, 20 de enero de 2022

Lasker, Capablanca y Alekhine o ganar en tiempos revueltos (278)

Mi amigo argentino Christian C. De Luca, socio del Club Argentino de Ajedrez (CAA), Socio de la Bolsa de Comercio de Buenos Aires (BCBA) y Secretario de la Fundación Ajedrez Internacional (FAI) me manda con mucha frecuencia grandes vídeos del ajedrez argentino, que me hacen sentir uno más de ese gran país, epicentro del Ajedrez Internacional y cuyo principal club fue el organizador del Gran Mundial de Buenos Aires de 1927 que aquí estamos tratando.

El Club Argentino de Ajedrez fue fundado el 17 de Abril de 1905 y ha tenido desde entonces 11 sedes siendo la del match que nos ocupa, la que se ubicó en la calle Carlos Pellegrini, 449, que estuvo vigente desde el 30 de Junio de 1926 hasta el año 1929.

El Club tuvo hasta aquel Mundial de Buenos Aires a cinco ilustres profesores:

1) Richard Teichmann (Alemania). 1905.

2) Jean Taubenhaus (Francia). 1906.

3) Dr. Emanuel Lasker (Alemania), el primer héroe de este serial. 1910. En aquel entonces, campeón del mundo.

4) José Raúl Capablanca (Cuba), el segundo héroe. 1911.

5) José Raúl Capablanca (Cuba). 1914.

y 6) Dr. Alexander Alekhine (Francia), el tercer héroe. 1926.

Once campeones mundiales de los 13 que hubieron hasta Garry Kaspárov lo visitaron (!!).

Hay una foto muy bonita que nos acerca de pleno, como ninguna otra, al Gran Campeonato del Mundo de Buenos Aires de 1927, que merece la pena rescatarla aquí y ahora para ustedes, estimados lectores. Todo lo que aparece en ella es original. La mesa con el tablero incorporado, las piezas, el reloj y las sillas donde reposaron aquellos dos grandes campeones de la historia:

El Gran Mundial de Buenos Aires de 1927 acercado al 
día de hoy lo más verazmente posible (!?).

miércoles, 19 de enero de 2022

Lasker, Capablanca y Alekhine o ganar en tiempos revueltos (277)

Una fuerte infección bucal complicó la estancia de Alekhine en las primeras partidas del Gran Mundial de Buenos Aires de 1927. La misma se agravó durante la disputa de la 4ª partida que aquí nos toca valorar. Sobre todo en el día de la reanudación del enfrentamiento que había quedado aplazado tras la 40ª jugada (donde se agudizaron los dolores). El viernes 23 de Septiembre se inició esta 4ª partida que continuó al día siguiente y desde que terminó la misma (sábado) hasta el lunes 26 bien pasada la tarde, a Alekhine le tuvieron que extraer varias piezas dentales y de esta forma puedo reanudar el match el martes 27.

Con todo, el enfrentamiento Alekhine-Capablanca, (4), Tablas en 49 movimientos, fue muy correcto por ambas partes y sólo ha sido analizado en los tres libros de cabecera de este encuentro que nos ocupa. Sobre el mismo, los mejores módulos informáticos de hoy, han esclarecido las pocas dudas que habían.  

Señalamos que en esta ocasión la partida no se desarrolló en el Club Argentino de Ajedrez, sino en otro mágico lugar de la capital, del que ha sido todo un placer haber indagado hoy, ubicándolo tal y como estaba en la fecha de esta partida (!?), para esta crónica de este espectacular serial, pues siempre buscamos la excelencia periodística desde el lado principal que nos ocupa, el ¡histórico!:

(Para ver mejor los detalles, amplíe la imagen haciendo "click" sobre la misma):

martes, 18 de enero de 2022

Lasker, Capablanca y Alekhine o ganar en tiempos revueltos (276)

¡Qué manera tuvo Capablanca de empatar el match!. Fue una tercera partida fantástica, de estas lineales, donde el genio cubano se manifestó en su máxima expresión, amagando dos veces con entrar por "g7" hasta que al final lo consiguió.

Sin duda estamos hablando de lo que fue un enfrentamiento magistral.

La partida Capablanca-Alekhine, Gran Mundial de Buenos Aires (3), 1927, 1-0 en 42 movimientos, fue analizada en los tres libros de cabecera del match (el de Grau, el de Sopena y el de Khalifman) y luego también se recogió en otros tres libros que cubren la vida y obra de Capa, los escritos por Reinfeld, Panov y Golombek.

Los mejores módulos informáticos actuales todavía, estimados lectores, mejoraron muchas líneas de juego y para este cronista, sin lugar a dudas, fue un auténtico placer haber revivido esta preciosa partida, en su criterio, una de las más bonitas de Capablanca, dominando a su rival ¡de principio a fin!.

lunes, 17 de enero de 2022

Lasker, Capablanca y Alekhine o ganar en tiempos revueltos (275)

Tras la visita a las autoridades, el match se reanudó el martes 20 de Septiembre, con la disputa de la segunda partida.

El enfrentamiento Alekhine-Capablanca, Gran Mundial de Buenos Aires (2), 1927, Tablas en 19 jugadas, sólo fue analizado en los libros de cabecera mencionados que cubren la totalidad de este match y en criterio de Alekhine, lo debió haber alargado más al disponer las blancas en el momento del ofrecimiento de tablas por parte de Capablanca (que fueron aceptadas) de una duradera ventaja posicional.

Como no puede ser menos, hemos tenido la curiosidad de ver qué hubiera podido (objetivamente) ocurrir si la partida se hubiera alargado (!?). Para el ojo humano, el empate era totalmente posible en el momento en que realmente se acordó, aunque las negras debían jugar con cuidado. Y eso mismo, estimados lectores, es lo que calcularon los dos mejores módulos informáticos del momento, como veremos a continuación:

domingo, 16 de enero de 2022

Lasker, Capablanca y Alekhine o ganar en tiempos revueltos (274)

Nunca un regalo de Reyes Magos me había resultado tan productivo como lo fue mi 10º obsequio real.

El libro de la Editorial Chessy sobre el Campeonato del Mundo de Buenos Aires de 1927 es muy bueno. Toman de referencia el escrito por Grau, pero le añaden todos los comentarios adicionales que se han ido produciendo a lo largo de las décadas pasadas, incluidos los de los propios Capablanca y Alekhine y lo hacen por tanto, muy apetecible para el gran aficionado.

La primera partida fue un fiasco para Capa, que también por primera vez perdió ante Alekhine. Las averiguaciones realizadas hoy por los dos mejores módulos informáticos del momento, el "Stockfish 14.1" (3.901 puntos Elo) y el "Dragon 2.6 by Komodo Chess" (3.894) complementan muy bien todo lo que hasta aquí se ha escrito (!?).

El enfrentamiento Capablanca-Alekhine, Gran Mundial de Buenos Aires (1), 1927, fue analizado aparte de por ese gran libro señalado, que será nuestro maravilloso libro de cabecera para esta ocasión,  ¡de principio a fin!; también por el propio Alekhine en sus partidas selectas y por Kotov, biógrafo del maestro francés de origen ruso, que siempre se mostró muy atento a la vida y obra de Alekhine. Obviamente que miraremos con atención el libro de todo el match publicado por la Editorial Sopena, cuyo original en versión papel, lo adquirí en Madrid hace mucho tiempo. Evidentemente, como no puede ser menos, este match ha sido comentado por Khalifman, con análisis puros (estilo informator) que, como siempre, seguiremos muy de cerca cada vez que tratamos a los tres personajes de este magno serial.

Alekhine realzó en su libro sobre el Gran Torneo Internacional de Nueva York de 1927, que ya en esta primera partida se produjo una gran omisión de Capablanca, pero hoy en día con las averiguaciones realizadas por estos módulos, podemos afirmar que él también las cometió en esta partida (!?), como veremos seguidamente.

Presten atención a todo lo que sucedió pues, el viernes 16 de Septiembre de 1927, en el famoso Club Argentino de Ajedrez, de la calle Carlos Pellegrini, 449, entre Corrientes angosta y Lavalle:

Mi 10º regalo de Reyes, que me ha venido aquí como ¡anillo al dedo!.