domingo, 25 de octubre de 2020

El baúl de los recuerdos (11) - Ivanchuk vs Gulko, Open de Nueva York, 1988

"No me leería completa la Biblia, pero sí un Informator"... fue la primera vez que leí una opinión de Vasily Ivanchuk, a mediados de los 80's.

Bastante razón tuvo al afirmar aquello, porque a lo largo de su dilatada carrera ajedrecística jugó de todo y en cualquier estilo de juego. Fue sin duda un ajedrecista muy versátil (!?) que no se quiso perder nada de nada...

Yo entonces recibía por correspondencia ordinaria (no había Internet) los Shakhmatny Bulletins de la época y lo primero que hacía era subrayar las partidas de Ivanchuk que allí ya empezaban a aparecer en una sección que había de enfrentamientos soviéticos sin comentarios, pero muy actuales.

En aquel tiempo predominaban sólo dos VACAS SAGRADAS, Kárpov y Kaspárov, pero la llegada de Vasily fue sin duda un brote de aire fresco al mundo del ajedrez.

Poco a poco el fuerte ajedrecista ucraniano se empezó a dar a conocer por sus partidas y sobre todo por sus victorias.

De mi "baúl de los recuerdos" saqué hoy dos publicaciones que me inspiraron para realizar esta crónica, basada en un joven ajedrecista de entonces que fue capaz de llegar a un fuerte torneo abierto en Nueva York e imponerse, ¡sin tener titulación internacional alguna!, ante un extraordinario plantel de figuras con cerca de 40 grandes maestros.

Así era Vasily Ivanchuk.

Ivanchuk en Nueva York en el año 1988

sábado, 24 de octubre de 2020

El baúl de los recuerdos (10) - Granda vs Miles (14) Interzonal de Zagreb, Agosto de 1987

La partida de esta crónica tiene que ver con dos ajedrecistas muy peculiares en el ajedrez de élite. Tenemos por un lado al GM peruano Julio Granda, uno de los talentos "naturales" más grandes de los últimos tiempos, con una forma de vida muy particular, pero sentando cátedra deportiva allá donde va. Por otro lado, su rival, fue el primer GM británico, Anthony Miles (1955-2001), que se caracterizó por tener un estilo de juego muy inventivo capaz de meter en problemas a cualquiera.

El cotejo se disputó en el Interzonal de Zagreb de 1987. La victoria fue para Granda aunque no resultó nada sencilla como pareció en un principio cuando desarrollé la partida rápidamente sobre un tablero sin comentarios que la sustentasen.

Para la elaboración de esta crónica me inspiré en la revista New In Chess de la época, la núm. 7 de 1987 y del bonito libro sobre Julio Granda editado acertadamente por la brillante Editorial española Chessy titulado: "JULIO GRANDA. Poderío en el medio juego y en el final - Recopilación de comentarios de Julio Granda y Análisis de Alfonso Romero", escrito por James Alvis.

Haber sacado de mi "baúl de los recuerdos" estas dos publicaciones me pareció entrañable, porque en aquel año de 1987, Misha Tal se caía en uno de los otros dos Interzonales celebrados, en el de Subótica (el tercero fue el de Szirak) y quedaba así definitivamente eliminado de la lucha por el título mundial. Mientras, un joven maestro peruano, que vivía como agricultor de lo que le daba la tierra en su país, se colocaba en los lugares punteros del Torneo de Zagreb, demostrando así su gran hazaña deportiva, que le hacía capaz de luchar contra los mejores, por el simple hecho de sentir el ajedrez, sin haberlo estudiado al mismo nivel que los otros grandes maestros.

Siempre observando a ¡los mejores!

viernes, 23 de octubre de 2020

El baúl de los recuerdos (9) - Leonardo Analyst D 10 Mhz vs José Ramos & Pablo Perera, Santa Cruz de Tenerife - 1 hora/partida - 27.12.1988

El maestro canario José Manuel Ramos (alma-máter del nuevo Club  de Ajedrez tinerfeño Enroque S.XXI, donde con mucho gusto me incorporo a partir de ahora) me envió un recorte de una  bonita partida que jugaron él y Pablo Perera, otro gran campeón de la época, a finales de 1988, contra una máquina de ajedrez que me compré entonces, la Saitek Leonardo con el módulo Analyst D 10 Mhz y que tantas tardes de entretenimiento me dio.

Tendría que decir que uno es ciudadano del mundo que le toca vivir y aquel mundo también fue el mío.

Por supuesto que dicho recorte con aquella partida comentada también entrará en mi baúl de los recuerdos, pero primero trataremos aquí aquel instructivo choque.

Este cronista comenzó a interesarse por el ajedrez computado en 1981 cuando para su micro-ordenador Sinclair ZX81 pudo instalarle un programita que jugaba al ajedrez y que sólo ocupaba ¡1 Kb de memoria!.

A partir de ahí comencé a formar parte de un mágico mundo que aún hoy continúa activo, pero no con los módulos informáticos actuales como por ejemplo, Houdini o Komodo, que sólo los uso como herramientas de análisis, sino me refiero al disfrute de las maquinitas de sobremesa como rivales para la distracción y uso cotidiano.

Recuerdo que la Leonardo patentada entonces por Garry Kaspárov, era una máquina muy bien cuidada y de bonito aspecto:


La máquina de sobremesa LEONARDO

Sus resultados contra los mejores rivales electrónicos de aquella época eran bastante decentes:

(Para ampliar la imagen haga "click" sobre ella)

El respetable ELO conseguido contra jugadores humanos era de 1.992 puntos

Y este tipo de noticias las sacaba siempre de unos bonitos boletines que habían sobre "ajedrez computado" (desde 1985 hasta 2013) y que se editaban en el Reino Unido por Eric Hallsworth y que recibía siempre puntualmente en mi Apartado de Correos:


Tres de mis boletines de Selective Search

jueves, 22 de octubre de 2020

El baúl de los recuerdos (8) - Larsen vs Korchnoi, Palma de Mallorca Gran Torneo-04 (14) 10.12.1968

Para un aficionado como yo, nunca olvidaré la oportunidad que tuve un día de entrevistar a Viktor Lvovich Korchnoi (!?) y de que esa entrevista fuera luego publicada en la primera página de la sección de DEPORTES del periódico español EL PAÍS.

Ya he escrito varias veces aquí de las vicisitudes de aquel encuentro con un hombre que estaba entonces siendo perseguido cruelmente por el sistema comunista, sistema éste que según nos cuenta la historia de la humanidad, con el paso del tiempo, fracasó estrepitosamente...

Recuerdo que desde Radio Club Tenerife de la Cadena Ser, emisora en la que hablaba entonces (de ajedrez) con cierta frecuencia (me refiero a los primeros años de los 80's) planeamos cómo iba a llegar yo, un simple aficionado, hasta Korchnoi y cómo debía convencerlo para que accediera a aquella entrevista, ¡por su propio bien! y en ayuda de su familia, pues su hijo en aquellos momentos estaba encarcelado en la U.R.S.S. por negarse a cumplir el Servicio Militar, como gesto de apoyo a su padre, que como disidente soviético lo estaba pasando francamente mal en Europa, por lo menos hasta que pudo asentarse en ella convenientemente.

Me sorprendió como Korchnoi, gracias al Director de Relaciones Públicas del Hotel Reina Isabel de Las Palmas de Gran Canaria que nos hizo de "intérprete" hablando un correcto inglés, accedió rápidamente a la entrevista y me llenó de satisfacción que aquellas, sus palabras de queja ante el mundo occidental y ¡desarrollado!, que lo amparaba, salieran luego a nivel nacional por todos los rincones de España.

Viéndome cerca de él, recordaba partidas como la que sigue ahora, que fue galardonada con uno de los premios de belleza del IV Torneo Internacional de Palma de Mallorca de 1968.

Allí, Viktor "el terrible", como le conocían todos, dispuso en elegante ataque táctico del GM danés Bent Larsen en un cotejo que fue comentado por Paul Keres e Ivo Nei en su bonito libro titulado "4 x 25 - FISCHER, SPASSKY, KORCHNOI, LARSEN" y cuya foto del enfrentamiento "sólo" salió en la versión inglesa del libro EL AJEDREZ ES MI VIDA. Este cronista, como sucede con otros tantos libros, tiene las dos versiones. En este caso es porque el libro en inglés salió mucho tiempo antes que en castellano, pero es que encima, en mi caso, la versión inglesa la tengo repleta de anotaciones  a bolígrafo de otras partidas de Viktor Korchnoi a lo largo de toda su carrera ajedrecística, escritas en riguroso orden cronológico, anotando al lado de esos enfrentamientos, las diversas fuentes donde se encuentran comentados, en un trabajo de investigación muy riguroso, extenso y preciso.

Momento de la partida de esta crónica donde Larsen ha hecho 
19.Cd2 y espera por la respuesta de Korchnoi 19...Ag7

miércoles, 21 de octubre de 2020

El baúl de los recuerdos (7) - Schlechter vs Chigorin, Ostende (9) 23.06.1905

La estación balnearia de Ostende en Bélgica, lugar predilecto de reunión de la aristocracia europea, fue la sede del Torneo Internacional de aquella ciudad que se disputó del 12 de Junio al 18 de Julio de 1905 en el Kurkasino, en un magno certamen celebrado por sistema de Liga a "doble vuelta" entre 14 grandes maestros, de los que sólo faltaba el estudioso (también en otras materias) y entonces Campeón del Mundo, el alemán Emanuel Lasker.

El evento se jugó a la distancia de 30 movimientos en 2 horas y de 182 partidas disputadas en las ¡26 rondas! que duró el torneo (¡a ver dónde están los organizadores buenos de hoy!) se produjeron un 63,19 % de victorias frente a sólo un 36,81 % de empates (¡a ver dónde están los grandes maestros luchadores de hoy!).

Ostende, 1905 fue por tanto considerado como una gran carrera, de llegada a meta de los participantes, entre los vítores del entendido público existente. Así mostró el torneo una bonita caricatura de la época:

(Para ampliar la imagen haga "click" sobre ella):

La partida de hoy fue la que disputaron Schlechter vs Chigorin y de la que saqué, para esta crónica, de mi espacioso "baúl de los recuerdos", el voluminoso libro editado en los EE UU en 1994, de Warren Goldman y de 537 páginas titulado: CARL SCHLECHTER ! Life and Times of the Austrian Chess Wizard , en donde aparece la misma comentada por el Dr. Siegbert Tarrasch.

Mi libro sobre Schlechter que me sitúa perfectamente 
en el espacio del maestro austriaco y en aquel tiempo...

martes, 20 de octubre de 2020

El baúl de los recuerdos (6) - Blackburne vs Tarrasch, Nuremberg (6) 25.07.1896

Hoy rescaté de mi "baúl de los recuerdos" el libro titulado Nuremberg 1896 - International Chess Tournament, del Dr. Siegbert Tarrasch, traducido al inglés por John C. Owen. La edición mía es de 1999 y el libro ocupa 404 páginas.

Nuestro gran protagonista de este entrañable artículo es el que fue jocosamente llamado por el gran aficionado de entonces, la PESTE NEGRA DE EUROPA y más aún, la ¡MUERTE NEGRA!.

Y todo es por lo mismo, por el miedo que le tenían sus rivales, porque no sólo era un jugador agresivo en el tablero sino también en la vida.

La historia de Joseph Henry Blackburne, nacido en Manchester (Inglaterra) en 1841 y fallecido con 83 años, es de ¡película!.

Tenía un carácter fuerte y a la vez cambiante, pasando de la risa a la ira en poco espacio de tiempo.

Su afición por la bebida fue también notoria porque afirmaba que el alcohol ¡aclaraba la mente!.

Gran ajedrecista "bohemio" de estilo atacante, donde en posiciones de ese tipo era letal.

Grabado de Blackburne pintado en 1888

lunes, 19 de octubre de 2020

El baúl de los recuerdos (5) - Zukertort vs Chigorin, Viena (15) 27.05.1882

Cuando este cronista se asoma al ajedrez internacional de hoy en día ve torneos como el recién finalizado Altibox Norway Chess 2020, que se disputó a la distancia de 10 rondas.

Entonces observa la historia y encuentra torneos como el que refleja la crónica de hoy que se celebró en el siglo XIX a la "certera" distancia de ¡34 ruedas! y obviamente se queda desconsolado...

(Para ampliar la imagen, haga "click" sobre ella)

II Torneo Internacional de Viena, 1882

En la partida que sigue, Chigorin, el héroe ruso se deshizo de Zukertort, de origen polaco, en una partida bien marcada por su dominio posicional con precioso sacrificio de calidad.

domingo, 18 de octubre de 2020

El baúl de los recuerdos (4) - Pillsbury vs Gunsberg, Monte Carlo (12) 1902

¡Qué tiempos aquellos en los albores del S.XX!.

Nuestro elogiado Harry Nelson Pillsbury, uno de los mejores jugadores de la historia de Norteamérica era todo un "bohemio".

La partida que veremos hoy, la jugó en Monte Carlo donde luego solía pasear por las noches por sus calles tras la respectiva visita al Casino y si la cosa acababa bien, terminaba de madrugada, con total seguridad, en uno de los mejores burdeles de la zona.

La tuberculosis que le surgió en 1906 de una sífilis mal curada, lamentablemente (desde la óptica ajedrecística) acabó con su vida, cuando sólo tenía la edad de Cristo, ¡33 años!.

En esta partida del Torneo Internacional de Monte Carlo de 1902, Pillsbury se enfrentó al ajedrecista de origen húngaro y nacionalidad británica, Isidor Gunsberg, que una vez había sido nada más y nada menos que Candidato al título de Campeón del Mundo que ostentaba el primer campeón mundial de la historia, Wilhelm Steinitz.

Torneo de Monte Carlo de 1902 .- De izquierda a derecha:
De pie: Mason, Wolf, Marshall, Mortimer, Pillsbury, Albin y Eisenberg.
Sentados: Tarrasch, Napier, Maroczy, Gunsberg, Schlechter y von Scheve.

Pillsbury hizo gala en este cotejo de dos de sus virtudes, una, la instalación de un poderoso caballo central en la casilla "e5" y otra, de la entrega de una torre también en el centro, aunque bien es verdad que en esta segunda ocasión se pasó de frenada. Pero, ¿qué importaba?. Gunsberg no pudo soportar la tensión psicológica y terminó cediendo la partida.

Postal de Monte Carlo en 1900

sábado, 17 de octubre de 2020

El baúl de los recuerdos (3) - Timman vs Spassky, Linares (4) 16.02.1983

Para este cronista el poder pasar de seguir los torneos internacionales  españoles de Las Palmas (Islas Canarias) a observar los de Linares (Jaén - Andalucía) fue todo un "lujazo".

De hecho recuerdo perfectamente que la afición por saber de ellos me llevó casi cuatro décadas (desde los años 70's hasta los primeros años de este S.XXI).

Lo que vino después, salvando a los excepcionales torneos de Wijk aan Zee, ya fue una reunión de amigachos organizadores (perdonen la expresión, pero es que todos tienen el mismo corte) que comenzaron a ofrecernos torneos cortos y que terminan jugándose invariablemente a la velocidad del ping-pong, que no es la que debe tener el AJEDREZ serio...

En 1983 se produjo en Linares una muy buena partida de ataque, sobre todo por cómo la terminó su ganador, el excampeón mundial Boris Spassky que derrotó contundentemente a la estrella occidental Jan Timman.

Gracias a la Editorial Chessy (¡siempre la tengo que nombrar!) he podido hoy seguir la partida de esta crónica por el excepcional libro del pedagogo Zenón Franco sobre Boris Vasilievich, titulado "BORIS SPASSKY, maestro del medio juego, JUGADA A JUGADA".

Ese libro lo pactó el año pasado con los Reyes Magos de Oriente, su mejor embajador español, Juan Ramón Jerez:

https://www.facebook.com/juanramon.jerezlopez

Un precioso libro muy bien escrito y maquetado

viernes, 16 de octubre de 2020

El baúl de los recuerdos (2) - Kárpov vs Geller, Moscú (3) 10.04.1981

Kárpov en su libro CÓMO APRENDER DE LAS DERROTAS contó el tema de esta crónica perfectamente.

Se trata de la partida revancha de Anatoli contra Efim Geller después de haber perdido contra su asistente de forma vehemente en el 44º Campeonato de la U.R.S.S. que se celebró en Moscú en 1976.

Tuvieron que pasar cinco años para que Tolia dejara las cosas en su sitio.

Hasta el mes de Abril de 1981 Kárpov había jugado en aquel tiempo más de quince torneos, con una actuación comparable con los grandes campeones de las épocas pasadas.

Tolia perdió sólo en tres competencias; segundo en un cuadrangular en Manila, en 1975, superado por el GM filipino (gran amigo de Bobby Fischer) Eugene Torre; cuarto en Leningrado, en 1977, detrás de sus compatriotas Oleg Romanishin, Mijail Tal y Vasily Smyslov; cuarto en Buenos Aires en 1980, detrás de Bent Larsen, Jan Timman y Lubomir Ljubojevic. En Linares (Jaén), poco tiempo antes de este Torneo Internacional de Moscú, el campeón empató el primer puesto con el estadounidense Larry Christiansen.

La tabla final de posiciones del Torneo de Moscú fue la siguiente:

Kárpov (U.R.S.S.), 9 puntos sobre 13 posibles, con cinco triunfos y ocho empates; Kaspárov (U.R.S.S.), Polugaevsky (U.R.S.S.) y Smyslov (U.R.S.S.), 7,5; Gheorghiu (Rumanía) y Portisch (Hungría),7; Balashov (U.R.S.S.) y Beliavsky (U.R.S.S.), 6,5; Andersson (Suecia) y Petrosian (U.R.S.S.), 6; Smejkal (Checoslovaquia), Timman (Holanda) y Torre (Filipinas), 5,5 y Geller (U.R.S.S.), 4 puntos.

La diferencia de un punto y medio entre Kárpov y los que empataron en el segundo puesto era prueba de una clara superioridad del campeón.

Garry Kaspárov, por entonces una luminosa estrella de ¡dieciocho años!, se mantuvo en lucha con Kárpov por el primer lugar hasta que, en la novena ronda, fue derrotado por Tigran Petrosian, ex-campeón del mundo. Vasily Smyslov, otro ex-campeón mundial, por aquel tiempo con sesenta años en las espaldas, había logrado un sorprendente resultado, empatando el segundo puesto. Los occidentales Ulf Andersson y Jan Timman fueron desbordados por los soviéticos.

De las 91 partidas del torneo, 59 terminaron en tablas, lo que representó un 65%. Las blancas ganaron 21 juegos y las negras 11.

Kárpov y Kaspárov en aquel Torneo Internacional de Moscú de 1981

La revancha "Kárpov vs Geller" fue analizada por el propio Kárpov, aparte de en el libro aquí mencionado al principio, también en Chess at the Top (1979-1984), Mosaico Ajedrecístico y en el correspondiente Informator.

En un dominical de El País, Héctor B. Kuperman la comentó y hoy el cotejo fue sacado de mi "baúl de los recuerdos":


jueves, 15 de octubre de 2020

El baúl de los recuerdos (1) - Botvinnik vs Vidmar, Nottingham (13) 25.08.1936

Escribir sobre algo concreto de la historia del ajedrez limita mucho el disfrute del aspecto creativo del juego-ciencia a lo largo de sus otras épocas (!?).

Y en esa disyuntiva me he movido desde ¡siempre!. 

¿Cómo centrarse, por ejemplo, en la biografía de un genio del ajedrez (recuerden mi serial PASE MR.BOBBY!) : 

Ejemplo de un capítulo del aclamado SERIAL Pase Mr. Bobby!

y olvidarse mientras tanto de las hazañas de Capablanca?:

Ejemplo de otro serial mío sobre Capa - 1º Capítulo

Y eso por no nombrarles el seguimiento del ídolo actual de la mayoría de los aficionados de hoy:

Ejemplo de otro mágico serial dedicado a Carlsen

Y es que, estimados lectores, mi afición por la historia del ajedrez me obliga a deambular de un año para otro, las veces que quiera y cuando quiera (!?) y espero que muchos de ustedes me sigan...

Hoy rescaté de mis apuntes y de lo que a partir de ahora voy a denominar "el baúl de los recuerdos" un artículo de 1981 de Héctor B. Kuperman que escribió en el dominical del periódico El País y que reflejó una disputa de ideas que en aquellos días tenían Botvinnik y Kárpov. 

Lo curioso es que con el paso del tiempo, en el inicio de la fase final de la carrera de Kaspárov y más bien en la última etapa de la vida de Botvinnik (mayo de 1995) ambos, maestro y pupilo, tuvieron también sus enfrentamientos por disparidad de criterios y hasta se podría afirmar que Botvinnik se fue de este mundo más cercano a la forma de pensar de Kárpov que a la de Kaspárov (!?).

La partida de hoy, en honor a Botvinnik, que comentó Kuperman en aquella crónica, por fortuna para la historia, rescatada para esta ocasión por este "inquieto" cronista, fue la que jugaron el propio Mikhail Botvinnik frente a Milan Vidmar en el Torneo Internacional de Nottingham del año 1936.

Aquel cotejo y no sin razón, recibió uno de los premios de belleza del magno certamen. 

Botvinnik, Lasker y Vidmar en las calles de Nottingham, 1936

miércoles, 14 de octubre de 2020

Grandes combates canarios (29) - Fridrik Olafsson vs Kavalek, Las Palmas (3) 1974

Los maestros Bojan Kurajica (GM ¡medio tinerfeño!) y Leontxo García (el Maestro de maestros del periodismo ajedrecístico internacional) una vez me dijeron ambos dos cosas que son ¡una verdad como un templo!.

Kurajica cuando me vio metido en faena con el primer Campeonato del Mundo entre Steinitz y Zukertort (sigue un ejemplo):

Mi segunda crónica sobre aquel Campeonato

me comentó jocosamente que de seguir aquel ritmo me iban a quedar todavía muchos años por delante para ¡terminar de verlos todos!...

Y Leontxo García porque en una cena en un Hotel de lujo tinerfeño (por cierto, para poderle hacer mi "soñada" entrevista, yo apenas cené y luego en mi casa antes de irme a la cama me tomé un ¡café con leche con un sandwich!) me comentó que el Ajedrez era demasiado grande para que cupiese dentro de una sóla vida...

Mi cena con Leontxo

Todo esto viene a cuento porque aparco hoy, con esta crónica, los "grandes combates canarios", a favor de comentarles a partir de ahora algunos de los recortes de prensa que tengo relacionados con los grandes ajedrecistas del tablero.

Así, para despedir este serial, me ha llenado de satisfacción poderles ahora ofrecer un "K.O. técnico" ¡de espanto!, el que se produjo en la pelea entre Fridrik Olafsson (Islandia) y Lubomir Kavalek (USA):

Fridrik Olafsson por fuera del Ayuntamiento 
de Las Palmas el día del sorteo